JORNADA
¿Falta de tolerancia?

Imprimir Enviar
viernes 3, marzo 2017

Los descalificativos, los insultos, el menosprecio y la falta de tolerancia, se convierten en actitudes lamentables en nuestra sociedad que, muchas veces, atentan contra la dignidad de las personas, asumiendo posiciones morales o políticas que distan mucho de lo que se busca en un país que se precia de democrático, que es la convivencia pacífica entre sus habitantes.

La crítica, por supuesto, también es una condición y un derecho en el sistema en el que vivimos, pero esa crítica debe asumir los altos valores morales que nos obliga el derecho que tienen las personas a su salud, a su dignidad, al debido proceso y, sobre todo, a la presunción de inocencia, que no es una virtud sino un derecho que está estatuido en la Constitución Política del Estado.

En este contexto debemos lamentar las publicaciones que se emiten en las redes sociales, respecto al joven que fue distinguido por el Concejo Municipal de El Alto, por una frase que se convirtió en viral, tratando de desmerecerlo, atentando, a la vez, contra su dignidad.

Nos parece que la decisión municipal tendrá sus razones que, seguramente, tienen un respaldo adecuado y que ha debido ser consensuada entre los concejales. Cualquier distinción, a inventores, escritores, etc., es loable, como es loable incentivar a nuestra juventud para rectificar caminos inapropiados en su vida, aspecto que, estamos seguros, ha sido fundamental para el paso que se adoptó.

Igualmente nos parece lamentable las expresiones que se vierten en contra del Presidente de la Nación, quien tuvo que viajar de emergencia a Cuba para que en ese país se atienda a su salud, después de consultas y tratamientos que no dieron resultado en el nuestro

Debemos considerar que, aunque no sea de nuestro agrado, es el Primer Mandatario, que representa a la Patria en todo estamento nacional e internacional, y que, por lo tanto, su salud también debería ser un prioridad para los gobernados, se encuentren o no como adherentes en el movimiento oficialista que encabeza.

Es cierto que contamos con buenos médicos y clínicas en nuestro territorio, pero también estamos conscientes que cuando un diagnóstico no deriva en un tratamiento que solucione los problemas de salud, se debe recurrir a otros lares a fin de conseguir el objetivo que se busca.

Esta situación también nos demuestra que, lamentablemente, en nuestra Patria no existen centros de salud de la categoría de otros países, por lo que el régimen debe invertir, necesariamente, en la construcción e instalación de hospitales de tercer y cuarto nivel, además de contratar a profesionales idóneos, muchos de los cuales emigran a playas extranjeras ante la falta de trabajo y reconocimiento.

Aunque los bolivianos no siempre comulgamos con muchas actitudes, hay momentos en los que debemos demostrar nuestra solidaridad, nuestra tolerancia y, sobre todo, nuestra caridad con el prójimo.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487