JORNADA
La evolución de la democracia

Imprimir Enviar
lunes 13, marzo 2017

El avance de los beneficios de la democracia, dentro de un proceso de evolución en este campo, son evidentes desde 1952, tiempo de la denominada revolución, que tuvo la virtud de incorporar a una mayoría nacional al sistema, otorgándole sus derechos antes negados, como es el voto universal, que abrió nuevos caminos a la realidad nacional.

La reforma agraria, por la que retornó la heredad de la tierra a los verdaderos dueños, los campesinos originarios, la nacionalización de los recursos no renovables, que transfirió la riqueza minera a la administración del Estado en beneficio del pueblo, son hitos importantes en la historia de Bolivia.

En este proceso de libertad e igualdad, sin duda alguna tuvo sus orígenes en la guerra del Chaco, cuando todas las clases sociales, codo a codo lucharon en ese conflicto bélico en defensa de la Patria, naciendo también un descontento con la realidad nacional, con el feudalismo y las oligarquías, que se expresaron en los gobiernos militares de Gualberto Villarroel y Germán Busch.

Ha sido un proceso en la evolución social, en la democracia, en las libertades y en el derecho del hombre, conquistas que no pudieron revertirse ni en los regímenes militares y menos en los democráticos, sino que continuó profundizándose hasta la situación en la que nos encontramos.

Hoy la inclusión es una realidad, las elecciones libres dieron como resultado la incorporación de las mayorías nacionales en los poderes del Estado, se lucha contra la discriminación, se busca la igualdad de género y otros adelantos que hacen a la democracia.

Todo lo avanzado hasta este momento ya es irreversible, aunque es necesario que las conquistas sociales tengan el sino de la realidad. La igualdad aún no es una realidad. Se implantan clases dominantes y se discrimina a las demás.

Los gobernantes priorizan sus tareas y sus planes en beneficio de sus adherentes y de quienes votaron por ellos, olvidándose que cuando asumen el mandato popular, lo hacen en nombre de todos y son esos todos los que tienen que beneficiarse, no del favor de personajes, sino del resultado de la administración de sus derechos económicos, provenientes de los recursos naturales y los impuestos.

Así ingresara otro gobierno, las conquistas sociales, la evolución de la democracia, continuarán adelante. No existen posibilidades de retroceso a décadas anteriores y menos a siglos anteriores.

La evolución de la democracia es como la evolución del ser humano y de los conocimientos. Es imposible que volvamos a la época de las cavernas, pero si hay la seguridad de que ponto poblaremos planetas lejanos, incluso fuera de nuestra galaxia.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487