JORNADA
¿Donde están los bienes incautados al narcotráfico?

Imprimir Enviar
viernes 7, abril 2017

Diferentes gobiernos de por lo menos las últimas tres décadas han anunciado, en varias oportunidades, que se efectuaría un inventario de todos los bienes incautados al narcotráfico y el destino que les da, pero siempre ocurre algo que posterga las acciones y deja el tema en la nebulosa. Existen algunos inventarios aislados que fueron levantados parcialmente durante las intervenciones transitorias efectuadas a la Dirección de Registro Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), que ya cambió de nombre dos veces. Ahora se anuncia que ha sido descubierta una red de corrupción en esa dependencia, que según el ministro de Gobierno será dado a conocer cuando se tengan todos los elementos completos.

De todas maneras, medios de comunicación hicieron conocer que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló que tras una pesquisa de ocho meses, se descubrió una red de corrupción en la Dircabi, que toca a funcionarios de al menos tres instituciones. La investigación cuenta incluso con un organigrama de la red ilegal, que señala a los actores involucrados en ilícitos desde funcionarios de Dircabi (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) hasta jueces, fiscales, policías y abogados. Ojala que esta vez se complete la investigación y no ocurra como en ocasiones anteriores que nunca se conocieron los resultados.

De acuerdo a los inventarios parciales publicados el año 2012, se estimaba que hasta el año 2008, se decomisaron más de 450 inmuebles, entre haciendas, casas, departamentos, terrenos y depósitos. Asimismo, se han decomisado centenares de vehículos de diferentes características, muchos de los que fueron desmantelados y otros desaparecieron o fueron entregados en custodia a personas allegadas a los gobiernos de turno. En la actual administración también se han decomisado vehículos, inmuebles, dinero y otros bienes.

En varia oportunidades se ha denunciado robo, pérdida de valores, dinero, joyas, ganado, inmuebles y otros, sin que hasta ahora se haya logrado encarcelar o sancionar a los responsables. Todas las investigaciones siempre resultaron infructuosas, pese a las evidencias. Como lo sugerimos en más de una oportunidad, es necesario que se realice una profunda investigación en la Dirección de Bienes Incautados, y establecer con precisión la cantidad, naturaleza y valor de todo lo decomisado en aplicación de la Ley 1008 del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, de manera que con las nuevas normas que se considera en la Asamblea Legislativa, a ser aprobadas próximamente se haga un corte y se abran nuevos registros.

Recordemos que desde la aprobación de la Ley 1008, el 19 de julio de 1988, se ha procedido al decomiso e incautación de bienes y valores por cuantiosas sumas, pero nunca se ha informado sobre el destino de esos recursos. Las previsiones de esa norma, en su Título II, relativo a los Delitos y Penalidades, Art. 55 al 71, establecen la incautación a favor del Estado de los vehículos que ilícitamente transporten substancias controladas y la confiscación de tierras donde se fabriquen sustancia restringidas o cultiven plantas especificadas prohibidas.

Los bienes confiscados, de acuerdo a la norma legal, deben destinarse, preferentemente a programas de prevención, educación, salud y la creación de centros de rehabilitación. Lamentablemente, estos bienes, en unos casos, han sido entregados a "depositarios" privilegiados, otros se han deteriorado como los inmuebles o desmantelado como los vehículos, y en muchos casos, simplemente han desaparecido. En cuanto al decomiso de tierras donde se cultiva coca ilegal, jamás se aplicó la ley.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487