JORNADA
Jurado responsabiliza a Sánchez de Lozada

Imprimir Enviar
jueves 5, abril 2018

Con alguna frecuencia se dice que la justicia tarda, pero llega. Este aforismo tiene mucho que ver con la impunidad, ya que, para nadie es un secreto, en nuestro país la justicia no funciona, y no llega temprano ni tarde, por lo menos en la última década. Por ello un grupo de ciudadanos apeló a la justicia norteamericana, instaurando un juicio civil al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y a su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, logrando, hasta ahora, un veredicto favorable. El principal argumento de las ocho familias fue reclamar una indemnización por los daños causados a las víctimas de los hechos de violencia del llamado octubre negro de 2003.

Otro de los factores que pudo haber influido es el hecho de que internacionalmente crece la demanda por el respeto a los derechos humanos y el reclamo contra la impunidad.

Resumiendo el caso, el jurado de la justicia norteamericana, declaró culpables al ex residente Gonzalo Sánchez de Lozada y a Carlos Sánchez Berzaín. Fue el jurado de Fort Laderdale (Florida), que conoció la demanda de un grupo de las víctimas de los sucesos de 2003, cuando los excesos en la represión por parte de las fuerzas del orden y de los militares, terminaron con un lamentable saldo de muertos y heridos. La decisión de este jurado, que parece inédito, puede servir de jurisprudencia para otros casos.

Después de una prolongada espera y varias pausas debido a que no se encontraba consenso, finalmente los diez jurados emitieron su veredicto dentro del juicio civil, interpuesto por ocho familias. El caso ahora está en manos de un juez que dictará el fallo final, que puede ser de ratificación del veredicto del jurado, o adoptar complementaciones o aclaraciones.

El expresidente Sánchez de Lozada y su colaborador Sánchez Berzaín, mediante sus abogados hicieron conocer una declaración en la que señalan que "no estamos de acuerdo con el Jurado y creemos que la prueba era tan escasa que nunca debería haber llegado a esta instancia. Confiamos en el proceso y creemos que el veredicto se revocará cuando la Ley se aplique correctamente".

Como antecedente, apelamos a una explicación de Amnistía Internacional, que señala que se opone a cualquier tipo de medida que suponga la amnistía de los autores de crímenes contra la humanidad y de crímenes de guerra, hasta que se determine y se conozca la verdad, hasta que a las víctimas se les proporcione la reparación a la que tienen derecho o hasta que concluyan los procesos judiciales con sentencias claras de culpabilidad o inocencia. Ahora, la próxima batalla, será por repartir los 10 millones de dólares de indemnización si se confirma el fallo. El juicio fue llevado por ocho familias, pero hay otras 60 vinculadas a las víctimas fatales y de heridas graves.

Circunstancialmente, la justicia boliviana, sumida en el peor descrédito, puede ver en el veredicto contra Sánchez de Lozada y su íntimo colaborador, un paradigma para un verdadero cambio. Lastimosamente con mucha facilidad se generalizan los males de nuestra justicia, olvidando que ha habido jueces y tribunales nacionales que han actuado con probidad, como los casos de Luis García Meza y Luis Arce Gómez.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487