JORNADA
Día del Niño boliviano

Imprimir Enviar
jueves 12, abril 2018

La situación de la niñez en nuestro país es crítica debido a diversos factores y pese a que existe legislación que protege a este sector de la población, las normas no se cumplen o solamente parcialmente alcanzan a los niños. Unos 800.000 niños y adolescentes trabajan en Bolivia. Cerca de un millón de niños está en peligro de perder a su familia. El único indicador que refleja alguna mejora es el de la mortalidad infantil -en menores de un año- que bajó en 50% en los últimos ocho años, según el gobierno.

Recordamos estos datos para mover a la reflexión sobre este tema que merece mayor atención. Precisamente hoy, 12 de abril, se recuerda el Día del Niño, que se estableció en 1952 por la Organización de Estados Americanos (OEA) y UNICEF, que en esa fecha aprobaron la Declaración de Principios Universales del Niño, para protegerlos de la desigualdad y el maltrato.

En esa oportunidad se acordó que cada país debería fijar una fecha para festejar a sus niños. El gobierno boliviano en 1955, durante la presidencia de Víctor Paz Estenssoro mediante Decreto Supremo 04017 de 11 de abril de 1955, instituyó como "Día del Niño" el 12 de abril. En 2013, el actual gobierno le cambio el nombre por Día de la Niña y del Niño en el Estado Plurinacional de Bolivia. El Estado es responsable de garantizar y velar por la igualdad y cumplimiento de los derechos fundamentales de la Niña y del Niño de acuerdo a lo estipulado en la Constitución Política del Estado, a través de los Órganos del Estado y demás instituciones públicas y privadas, en todos sus niveles y las entidades territoriales autónomas.

La sociedad en general debe dar cumplimiento a los derechos de las niñas y los niños, con el fin de crear conciencia social y la cultura del buen trato sobre las necesidades y cuidados específicos que requieran. Pero, ¿se cumple de alguna manera este mandato?

Veamos algunos datos: El 25 por ciento de los niños trabajadores no acceden a una educación escolar en el país, según datos del Ministerio de Educación. El Registro Único de Estudiantes (RUDE) de 2016 señala que en el país 34 mil niños trabajan y estudian, de una población de 2,6 millones de alumnos registrados en el sistema. Otras cifras dan cuenta de 260 mil niños y niñas que realizan trabajo doméstico que no es visibilizado. Unos 800.000 niños y adolescentes trabajan en Bolivia.

Cerca de un millón de niños de Bolivia, igual al 20% de la población nacional de ese sector, está en peligro de perder a su familia, según un estudio en las diez principales ciudades del país. Esta conclusión está contenida en el estudio "Cada niño y niña cuenta. Situación de los derechos de niños y niñas que perdieron el cuidado familiar o están en riesgo de perderlo", realizado por la Universidad Católica Boliviana (UCB) y Aldeas Infantiles SOS.

En Bolivia la mortalidad infantil -en menores de un año- bajó en 50% en los últimos ocho años, según el gobierno. Sin embargo, aún hay 29 niños menores de cinco años por cada mil que siguen muriendo, según el estudio de la Encuesta de Demografía y Salud (EDSA) 2016.

Pese a que hay mejoras en las tasas de la mortalidad en la niñez aún se debe mejorar, porque los índices están sobre la media del resto de los países de la región. En Latinoamérica y el Caribe -según los últimos registros de los países reportados por la Organización Mundial y Panamericana de la Salud (OMS/OPS)- la media de la tasa de mortalidad, por mil nacidos vivos, de menor de cinco años es de 19,6, la infantil de 15,8 y la neonatal 10.

En Bolivia mueren 29 niños menores de 5 años por cada mil nacidos vivos. Todos estos datos muestran que falta mucho por hacer para dar a la niñez boliviana los medios y condiciones para que puedan acceder tanto a salud, educación y bienestar familiar.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487