JORNADA
Dos mil millones de informales

Imprimir Enviar
miércoles 2, mayo 2018

El panorama global para los trabajadores es cada vez más incierto de acuerdo a organismos internacionales. Dos mil millones de personas prestan servicios en la economía informal y la calidad del empleo es cada vez más deficiente. Se trata de una situación que ya se registró en los datos oficiales de la OIT y de la CEPAL durante los dos últimos años. Y en Bolivia la situación es muy complicada y de mayor riesgo de que aumente el desempleo.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados, Ronald Nostas, señaló que más del 60% de los trabajadores bolivianos no tienen motivos para celebrar el 1 de Mayo, debido a que "al estar en el sector informal, sus condiciones laborales han empeorado en los últimos años precisamente por las medidas acordadas entre la COB y el Gobierno que están destruyendo el empleo digno".

Más de 61 por ciento de la población mundial empleada se gana la vida en la economía informal, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En el informe llamado "Mujeres y hombres en la economía informal: Una imagen estadística", la OIT afirma que la transición a la economía formal es la condición para lograr un trabajo decoroso para todos.

La mayoría de quienes trabajan en la informalidad se encuentran en países emergentes y en desarrollo y la mayoría carece de protección social, derechos laborales y condiciones de trabajo dignas, dice el informe. El 93 por ciento del empleo informal mundial se encuentra en los países emergentes y en desarrollo. En África, el 85,8 por ciento del empleo es informal. La cifra es de 68,2 por ciento en Asia Pacífico, 68,6 por ciento en los países árabes, 40,0 por ciento en las Américas y 25,1 por ciento en Europa y Asia Central.

El empleo informal es principal fuente de empleo para los hombres (63,0 por ciento) y para las mujeres (58,1 por ciento). De los 2.000 millones de trabajadores informales de todo el mundo, poco más de 740 millones son mujeres. Para cientos de millones de trabajadores, la informalidad representa la falta de protección social, de derechos laborales y de condiciones laborales decorosas y para las empresas significa baja productividad y falta de acceso a finanzas.

Un anterior informe conjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostiene que en el contexto de un bajo crecimiento económico regional las condiciones laborales se deterioraron, y que el desempleo urbano promedia el 9,4%.

En Bolivia las estadísticas no son confiables y las estimaciones sobre el desempleo dudosas. Un informe de 2015 señalaba que subió a 4,4 el desempleo abierto urbano, en 2016 alcanzó a 4,6% y la actual situación económica por la que atraviesa el país, con déficit creciente y una desproporcionada deuda externa, permiten estimar una tendencia hacia que el desempleo aumente. Es una tendencia regional basada en el bajo crecimiento económico mostrado por los países de América Latina y el Caribe en los últimos años, que seguiría afectando el desempeño de los mercados laborales.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487