JORNADA
El precio del petróleo en alza

Imprimir Enviar
viernes 11, mayo 2018

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), de referencia para Bolivia, ayer llegó a 71,14 dólares el barril, su nivel más alto desde noviembre de 2014.

Según analistas nacionales, esta tendencia alcista en el precio de este carburante se mantendrá hasta fines de este año, lo que significa que los ingresos nacionales, previstos en el presupuesto 2018 aumentarán.

Y, consecuentemente las regalías a departamentos, universidades, municipios también aumentarán, mejorando su situación financiera.

Según explicaron analistas nacionales, son dos los factores que influyeron en el alza del precio del petróleo: en primer lugar está el acuerdo al que llegaron los países productores de petróleo, agrupados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores como Rusia, para reducir la producción petrolera y equilibrar la oferta que había de años anteriores. En segundo lugar, está el caso Irán, donde la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con este país creo una gran incertidumbre en el mercado petrolera mundial.

Es cierto que este incremento en los precios del petróleo, por encina de las previsiones del presupuesto general de la nación 2018, no permitirán reducir el déficit fiscal de esta gestión, sí es una inyección de capital que agradecen las autoridades nacionales y las subnacionales que se benefician de las regalías petroleras.

Para que el precio del petróleo pueda bajar a cero al déficit fiscal, dicen algunos entendidos, el precio este carburante tendría que volver a superar los 100 dólares el barril, algo que ni el más optimista de los analistas espera que ocurra en esta gestión.

El déficit fiscal para este año, calculado en algo más del 8% del PIB, es de aproximadamente 22.000 millones de bolivianos.

El Presupuesto General de la Nación (2018 tiene como base un precio de 45,5 dólares por barril de ´petróleo, por lo que el precio actual permitirá considerables ingresos adicionales.

Es cierto que Bolivia no es exportador de petróleo, pero el precio de este carburante es referencial para el precio del gas que pagan Argentina y Brasil, que podría tener efectos a partir del segundo semestre de este año.

Pero, en el caso particular de Argentina, no podemos descartar la posibilidad de que debido a la crisis que tiene, no cómprelos volúmenes de gas que Bolivia espera, con lo que los ingresos reales podrían ser menores a los programados.

El diciembre del año pasado, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) pronosticó un aumento del precio del petróleo para 2018, así como un incremento del precio promedio registrado en 2017.

El informe que publicó esta organización señalaba que el 2018, el barril podría llegar a los 62,50 dólares, que ahora está siendo superado,

En este momento de alza de precios del petróleo, consideramos necesario recomendar a las instituciones que se benefician de las regalías del petróleo, no despilfarrar los ingresos adicionales que recibirán esta gestión.

Por muy pequeño que sea el incremento, estos recursos deben ser cuidadosamente ejecutados, buscando en lo posible que la inversión tenga réditos en el mediano plazo.

Mientras dure el auge del precio del petróleo, los que viven de la renta petrolera deben ser cautos en el gasto, evitando malgastar la plata como se hizo en los años pasados, cuando el precio del crudo superó ampliamente los 100 dólares por barril.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487