JORNADA
El Presidente reconoció que el 21F perdió por el engaño de la oposición

Imprimir Enviar
Redacción JORNADA
viernes 6, enero 2017

En pleno ejercicio del poder, el dignatario de Estado al haber reconocido públicamente que perdió por el voto del soberano que, en Puro Derecho, se constituye en mandante, debe acatar lo decidido por el pueblo, señala congresista nacional Gonzalo Barrientos.

El diputado Barrientos manifestó que el presidente Evo Morales Ayma, durante discurso en la Asamblea del MAS, reconoció haber perdido el referéndum del 21 de febrero del 2016.

La acepción de la verdad -dijo el parlamentario-, no tiene vuelta que dar ya no debe recurrir al slogan "que las organizaciones sociales" le piden que se quede, pues su declaración coloca en situación difícil a los dirigentes de dichas organizaciones, porque fueron éstas las que concurrieron al referéndum y también sufrieron la derrota el 21 de febrero.

El pueblo en mayoría voto por el NO a la reforma parcial del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado Plurinacional y especificó su negativa a la reelección de Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera. Desde el momento en que el Tribunal Supremo Electoral dio a conocer los resultados oficiales del referendo, no pueden por ningún motivo legal presentarse como candidatos por cuanto pondrían en grave disyuntiva a los integrantes del Tribunal Supremo Electoral que se verían obligados, por ley, a exigir al MAS a que cambie postulantes o en su caso resolver que el MAS no podrá ingresar a la contienda electoral del 2019, advirtio el legislador.

"No se trata de decir que el electorado fue engañado, al haber admitido que perdió significa que, más allá de los decires, la voluntad y seguridad del pueblo con su voto definió que no se debe ni puede modificar el Art. 168 y que Morales y García, de hecho y de derecho, no deben postular ni ser postulados, no deben vulnerar lo que el soberano dispuso.

Personas de carne y hueso y conciencia votaron por el NO

"Concurrieron ciudadanos y ciudadanas que en forma individual emitieron su voto, no fueron el engaño, la mentira, la corrupción, el nepotismo, los que asistieron, santo Dios, el pueblo tiene derecho a saber a cuánto asciende la deuda de los bolivianos por los contratos con China por el satélite, o del teleférico, de Camce, o a Rusia por el centro de investigación nuclear en El Alto, o por los caminos y carreteras sin licitación alguna, adquisición de aviones, cuyos contratos no los conoce ni vio, según dijo, el ministro de defensa Ferreira, tampoco de las barcazas chinas, invisibles".

Intentar acudir a la "petición ciudadana" resulta un contrasentido a la realidad, por cuanto los ciudadanos que votaron el 21 F, están registrados en las mesas electorales y en los cómputos generales del referéndum y en el supuesto que los que no votaron intentaren recaudar firmas, se hallarían en situación de ser minoría (según los registros de cada mesa electoral) lo que quiere decir que de ninguna forma podrían superar el número de firmas legales que se requiere para que haya otro referendo sobre el mismo artículo, además sería inconstitucional. Segundo, quienes al no haber asistido a cumplir con su obligación de votar el 21 de F, y sus nombres estén en algún registro de petición para la reelección de los actuales mandatarios, ingresarían en el campo del delito penal, perseguible de oficio por el Ministerio Público, por no haber cumplido su deber de votar el 21 F e ingresar en incitación al pueblo a incurrir en equivocaciones que afectarían al sistema democrático", enfatizó Barrientos.

Bolivia
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487