JORNADA
Se reanudan los combates en las cercanías de Damasco, a pesar de la tregua

Imprimir Enviar
El Cairo, (EFE)
lunes 9, enero 2017

La tensión prevalece en la segunda semana de tregua en Siria y ayer se reanudaron los ataques de las fuerzas gubernamentales en la región de Uadi Barada, una zona estratégica controlada por los rebeldes en las cercanías de Damasco.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que las fuerzas del régimen del presidente Bachar al Asad volvieron a bombardear esta zona, donde se han concentrado los combates desde la entrada en vigor del alto el fuego, el pasado 30 de diciembre.

Según la ONG, más de veinte bombardeos tuvieron como blanco las poblaciones de Basima y Ain al Fiya, donde se encuentran los manantiales que abastecen de agua a la capital siria, y otras localidades del área, ubicada en el valle formado por el río Barada, al noroeste de Damasco.

El Observatorio explicó que las operaciones militares se reanudaron en Uadi Barada, después de que no se llegara a un acuerdo en los pasados días para detener la violencia en la región, tal y como confirmó ayer a Efe un dirigente rebelde.

El coordinador de las facciones que actúan en esa región, Abdelmoneim Zeinedin, indicó que las autoridades sirias enviaron una delegación del comité de reconciliación gubernamental para proponer una iniciativa a los insurgentes, pero esta fue rechazada.

Los canales de televisión Al Mayadín y Al Manar (con vínculos con Irán y el grupo libanés chií Hizbulá respectivamente, ambos aliados del régimen sirio) señalaron que las negociaciones se interrumpieron en Uadi Barada después de que los rebeldes abrieran fuego contra un equipo de mantenimiento en Ain al Fiya.

Las autoridades sirias buscan restablecer el suministro de agua a la capital, que se encuentra interrumpido desde hace casi dos semanas, por lo que han enviado a técnicos, incluidos algunos de nacionalidad rusa, para reparar los daños ocasionados en las plantas de bombeo por los combates.

Por otra parte, el Observatorio denunció el desplazamiento, debido a la violencia, de miles de familias de la zona de Al March, en Guta Oriental, hacia el área central de esta región, ubicada al este de la capital y principal bastión opositor de la periferia de Damasco.

La ONG detalló que prosiguen los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y sus aliados, por un lado, y las facciones armadas opositoras, por otro, en el marco del avance de las fuerzas del régimen hacia Al Nashabia y el monte Ferzat, situados en Al March.

Las fuerzas del régimen no han parado del todo sus operaciones militares, a pesar de su compromiso con el acuerdo de alto el fuego, con mediación de Rusia, como valedora de Damasco, y Turquía, como garante de los rebeldes armados.

La tregua se aplica a todo el territorio sirio, pero el régimen ha excluido de la misma a los grupos considerados terroristas por Damasco y Moscú, como el yihadista Estado Islámico (EI) y el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda).

Damasco asegura que en Uadi Barada y en otras zonas donde no han cesado las hostilidades hay presencia de "terroristas".

Por otra parte, un coche bomba explotó cerca de la localidad de Sasa, en una zona rural al suroeste de Damasco, y dejó al menos cinco muertos y quince heridos, algunos de ellos graves, según la agencia de noticias oficial siria, SANA.

Entre los heridos hay al menos dos niños y siete mujeres, que fueron ingresados en el hospital Mamduh Abaza, en la localidad de Quneitra, de acuerdo con la agencia.

El Frente de la Conquista del Levante asumió la autoría de la acción y aseguró que en la misma murieron quince miembros de las fuerzas de seguridad sirias.

En días pasados, Siria ha sido escenario de ataques con vehículos bomba, tanto en zonas rebeldes como del régimen.

Decenas de personas murieron ayer y más de un centenar resultaron heridas por la explosión de un camión bomba en pleno centro de la ciudad siria de Azaz, controlada por los rebeldes y fronteriza con Turquía.

El pasado jueves, al menos once personas perdieron la vida y veinticinco resultaron heridas, según SANA, por la explosión de un coche bomba en la localidad de Yabla, en la provincia de Latakia (norte), uno de los feudos del régimen en la costa siria.

Mundo
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487