JORNADA
En mayo Morales y Macri tratarán sobre energía nuclear, electricidad y gas natural

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
martes 4, abril 2017

JornadaNet
archivo
Los Gobiernos de Bolivia y Argentina alistan para mayo un encuentro entre los presidentes Evo Morales y Mauricio Macri en Buenos Aires para tratar una agenda bilateral que incluirá energía nuclear, electricidad, gas natural, migraciones y salud, informó ayer una fuente diplomática.

El embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez, informó a Efe que en los últimos 45 días ambas Cancillerías trabajan en la preparación de la agenda bilateral, que será evaluada el 11 de abril en Buenos Aires por los vicecancilleres de ambos países.

"La reunión del 11 de abril prácticamente va a ser la previa del encuentro de ambos presidentes", apuntó el diplomático.

La visita casi con seguridad coincidirá con el clásico que jugarán los equipos Boca Juniors y River Plate, al que Macri invitó a Morales y que finalmente se disputará en mayo tras un retraso en el calendario de la liga argentina, explicó Álvarez.

Los vicecancilleres alistarán el documento que deberán firmar Morales y Macri, que abordarán varios temas que aún se trabajan.

El Gobierno de Argentina quiere definir para esa fecha un acuerdo para que científicos de esa nacionalidad construyan en Bolivia entre cuatro o cinco centros de medicina nuclear en distintas ciudades.

En paralelo, Bolivia quiere sellar definitivamente un convenio para vender electricidad al mercado argentino por 15 años.

Según Álvarez, además, ambos países también discuten acuerdos sobre el desarrollo de la industria del litio, ya que los gobernadores del norte argentino, en cuyo territorio existe ese mineral, están interesados en conocer la experiencia boliviana que busca la industrialización de ese recurso en el salar de Uyuni.

"Si Bolivia y Argentina nos unimos en la cuestión del litio puede ser muy importante económicamente", agregó el embajador, que recordó la idea boliviana de que los productores de ese mineral en Suramérica, que entre otras cosas se usa sobre todo fabricar baterías de vehículos eléctricos, formen una especie de cartel del litio para controlar los precios y su comercialización.

Las mayores reservas de litio del mundo están en Bolivia y también hay yacimientos en salares de Argentina y Chile, país con el que actualmente el Gobierno boliviano tiene tensiones por razones históricas, políticas y por recientes problemas en la frontera.

La Paz y Buenos Aires también discuten ahora sobre los volúmenes de gas que Bolivia debe enviar a Argentina para la época de invierno (entre junio y agosto) y es posible que esos cupos no alcancen a los 21 millones de metros cúbicos diarios requeridos por el vecino.

"Ahora están cumpliendo todo, pero en la época que más necesita Argentina pareciera que no van a poder completar. Argentina quiere saber eso para ver de dónde va a comprar lo que resta", advirtió el representante argentino en La Paz.

Actualmente, Bolivia envía alrededor de 18 millones de metros cúbicos diarios de gas natural al mercado argentino.

El diplomático recordó que el año pasado hubo una polémica porque Argentina tuvo que comprar gas natural a Chile, pero enfatizó que se hizo tal cosa porque era necesario.

Argentina está a la espera de una comunicación de parte de Bolivia para saber qué volúmenes pueden ser exportados en esa época.

En el área de salud, Argentina busca que se aplique de forma recíproca para sus ciudadanos en Bolivia la atención gratuita que se da en ese país a los bolivianos en situaciones de emergencia, pero que en realidad es una medida universal para los extranjeros.

En el tema de inmigración, Álvarez defendió que ahora hay un espacio de tranquilidad respecto a meses anteriores porque se mantienen contactos entre las autoridades de ambos países para que los controles se hagan sobre la delincuencia, agregó.

"Argentina no tiene ningún problema con los inmigrantes de los países hermanos, menos ahora", sostuvo.

Lo que sí planteará el Gobierno de Macri al de Morales es la posibilidad de excluir a los argentinos del pago de una tasa migratoria que se cobra a los residentes de ese país en Bolivia cada vez que retornan a su tierra y que ahora llega a 22 dólares.

"Lo malo sería que se aplique la reciprocidad y que tengan que pagar los bolivianos que salgan de Argentina cada vez que lo hacen", dijo Álvarez y agregó que en ese escenario los ingresos de su país se beneficiarían dado el gran número de bolivianos que residen allí.

En Argentina viven 1,2 millones de bolivianos, de los que unos 700.000 residen en Buenos Aires y la provincia del mismo nombre, según datos aproximados de las autoridades de La Paz.

Las diferencias ideológicas de ambos Gobiernos no interfieren en las relaciones bilaterales, al tratarse de administraciones que han sido elegidas democráticamente, concluyó el embajador.

Economía
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487