JORNADA
Corte Suprema de Brasil acepta abrir investigaciones contra 8 ministros

Imprimir Enviar
Río de Janeiro, (EFE)
miércoles 12, abril 2017

La Corte Suprema brasileña anunció que aceptó la petición de la Fiscalía para abrir 76 investigaciones contra políticos, entre los que hay ocho ministros del Gobierno de Michel Temer, por su presunta implicación en la red de corrupción descubierta alrededor de la petrolera Petrobras.

En un comunicado, el Supremo Tribunal Federal (STF) divulgó que el juez Edson Fachin, instructor del caso Petrobras, aceptó el pedido del fiscal general, Rodrigo Janot, para abrir investigaciones contra 8 ministros, 29 senadores y 42 diputados federales, todos ellos con fuero privilegiado, además de tres gobernadores.

Otros 201 pedidos de investigaciones de la Fiscalía fueron enviados a otras instancias al ser de personas sin fuero privilegiado.

La Fiscalía había pedido a la Corte Suprema la autorización para abrir las investigaciones contra todos ellos a partir de los testimonios de 77 exdirectivos del grupo Odebrecht, una de las compañías implicadas en la trama corrupta, en el marco de un acuerdo de colaboración con la Justicia.

Los ocho ministros que serán objeto de la investigación son: Eliseu Padilha, de la Presidencia; Wellington Moreira Franco, de la Secretaria General; Gilberto Kassab, de Ciencia y Tecnología; Helder Barbalho, de Integración Nacional; Aloysio Nunes, de Relaciones Exteriores; Blairo Maggi, de Agricultura; Bruno Araújo, de Ciudades, y Marcos Pereira, de Industria.

Eliseu Padilha y Gilberto Kassab responderán en dos investigaciones cada uno.

Sobre el ministro de Cultura, Roberto Freire, Fachin pidió a la Fiscalía que se pronuncie sobre una posible extinción de su culpabilidad, porque tiene más de 70 años.

Entre los congresistas contra quienes fueron autorizadas la apertura de investigaciones destacan el actual presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, que pertenece al partido Demócratas (DEM), que integra la coalición de Gobierno, así como el presidente del Senado, Eunício Oliveira, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la formación liderada por Temer.

Los tres gobernadores regionales que serán investigados por la Fiscalía por tener sus nombres vinculados a personas con fuero privilegiado son Robinson Faria, de Río Grande do Norte; Tião Viana, de Acre; y José Renan Vasconcelos Calheiros Filho, de Alagoas.

Fachin determinó el envío de las citaciones contra otros nueve gobernadores al Supremo Tribunal de Justicia (STJ), encargado de juzgarlos.

Se trata de Paulo Hartung (Espírito Santo), Geraldo Alckmin (São Paulo), Fernando Pimentel (Minas Gerais), Flávio Dino (Maranhão), Luiz Fernando Pezão (Rio de Janeiro), Raimundo Colombo (Santa Catarina), Marcelo Miranda (Tocantins), Beto Richa (Paraná) y Marconi Perillo (Goiás).

Entre los políticos con fuero privilegiado, los senadores Aécio Neves, presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y quien perdió las elecciones presidenciales de 2014 contra Dilma Rousseff, y Romero Jucá, presidente del PMDB, son los que tienen un mayor número de investigaciones que serán abiertas, con cinco cada uno.

Les siguen, con cuatro, el expresidente del Senado Renan Calheiros, también de la formación a la que pertenece el presidente brasileño.

Entre los senadores, también serán investigados el expresidente Fernando Collor de Mello (1990-1992) y los exministros Edison Lobao, Eduardo Braga, Fernando Bezerra, Humberto Costa, José Serra y Kátia Abreu, Los delitos más frecuentes citados por los delatores de Odebrecht son los de "corrupción pasiva, corrupción activa, lavado de dinero y falsedad ideológica", y también se describe la supuesta "formación de un cartel" y "fraude en licitaciones".

Temer también es citado en los pedidos de apertura de dos investigaciones, según el diario, pero la Fiscalía no lo incluyó entre los investigados debido a la "inmunidad temporal" que posee como jefe de Estado, que sólo puede ser investigado por delitos ocurridos en el ejercicio de su mandato.

En la lista también hay otros cuatro expresidentes de Brasil, además de Collor de Mello: José Sarney (1985-1990), Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-mayo de 2016), cuyas investigaciones serán mandadas a otras instancias porque no tienen fuero privilegiado.

Según la nota, fueron archivados siete casos envolviendo autoridades, entre ellos el exfutbolista y actual senador Romario, por falta de indicios de ocurrencia de crímenes, a petición de la Fiscalía.

Las solicitudes de investigación fueron remitidas al Supremo el pasado 14 de marzo por el procurador general de la República, Rodrigo Janot, cuyo despacho explicó entonces que, de las 320 investigaciones que pretende realizar, 83 se refieren a casos que implican a políticos amparados por fuero.

Fachin también determinó la revocación del sigilo en la mayoría de los procesos, manteniendo en secreto judicial la tramitación de dos investigaciones y 25 peticiones.

Con la abertura de la investigación, los procesos deben seguir ahora para la Fiscalía y la Policía Federal (PF), para que sena cumplidas las primeras diligencias contra los citados.

Mundo
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487