JORNADA
Miles de fieles católicos en Bolivia avivan su fe y reflexión

Imprimir Enviar
La Paz, (JORNADA)
jueves 13, abril 2017

JornadaNet
APG
Estos días la ciudadanía ingresa a un momento espiritual, especialmente aquella que se encuentra inmersa en las religiones y, en este caso, al catolicismo, el que programa todos los años ceremonias litúrgicas que deberían inducirnos a la reflexión y a la meditación sobre su significado y el ejemplo que puede servirnos para nuestra vida diaria.

A partir de este jueves, se inicia la reflexión con la Ultima Cena, el recogimiento de Cristo en el Monte de los Olivos, a la espera del destino que le deparaba su Padre, que es el sacrificio de un ser divino, ante la negativa de uno de sus seguidores de haberlo conocido, seguramente en resguardo de su vida, como ha sucedido en el transcurso de la historia y del acontecer diario, cuando encontramos amigos que en la hora difícil nos dan la espalda.

El viernes es el momento más emblemático, con la ascensión de ese Ser Divino, portando sobre su espalda la Cruz, hacia el lugar en el que sería sacrificado, acompañado por dos ladrones, el uno bueno y el otro malo, hasta expirar, demostrándonos que la entrega a los ideales o a la Patria y el Hogar, podrían llevarnos también al sacrificio propio.

En el fin de semana, el domingo, concluye ese proceso metafísico, cuando se produce la resurrección, quedando impreso ese fenómeno relatado por el Nuevo Testamento, que denota la inmortalidad de Dios y también del alma de todos los seres humanos.

Días en los que la reflexión también debería estar inmersa en analizar si se cumple los deberes con los semejantes y con Dios, práctica que hará ver, seguramente, que los defectos superan a las virtudes, obligando a la rectificación del camino en el que se transita.

La autocrítica no sólo está destinada a los feligreses y seguidores del cristianismo, sino a todos los ciudadanos, aunque de por medio no seamos creyentes religiosos, pero si debería inducir a la tolerancia y a la caridad, además del amor al prójimo, que tiene un profundo significado, en este tiempo en el que esas virtudes no son precisamente una práctica diaria de muchos, que prefieren la destrucción del presunto enemigo.

Despliegue policial

La policía boliviana desplegó unos 500 efectivos en la carretera hacia el Santuario de la Virgen de Copacabana y otros sitios religiosos, a fin de garantizar la seguridad de los peregrinos durante la Semana Santa.

Como ya es tradición en estos días, miles de fieles recorren a pie o en autos los 150 kilómetros desde La Paz hasta Copacabana para rendir homenaje a la también llamada Virgen Morena.

Con el fin de evitar incidentes, las autoridades implementaron el llamado plan Peregrino Seguro, el cual incluye el incremento de los controles para comprobar que los choferes porten la licencia de conducir, el sello de inspección técnica vehicular y el seguro obligatorio de accidentes de tránsito.

Por su parte, los bomberos, la patrulla caminera y la policía rural y fronteriza desplazaron agentes en distintos puntos para ayudar a las personas en casos de emergencia.

Otra medida de seguridad es la entrega a los peregrinos de una cinta fluorescente que deberá colocarse en el brazo derecho para ser vistos en horas de la noche.

La policía también distribuye cartillas con recomendaciones de cómo caminar en sentido contrario a los vehículos para evitar accidentes y no consumir bebidas alcohólicas.

Durante los feriados de Semana Santa, muchos bolivianos suelen recorrer además los caminos incas del Takesi y del Choro, en la región de los Yungas de La Paz.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487