JORNADA
Bolivia dice que carabineros entregados a Chile pueden volver cuando quieran

Imprimir Enviar
La Paz/Santiago de Chile, (EFE)
lunes 10, julio 2017

JornadaNet
APG
Las autoridades del Gobierno de Evo Morales, que entregaron ayer en frontera a los dos carabineros chilenos detenidos el viernes tras ingresar ilegalmente a territorio boliviano, afirmaron que los agentes pueden volver Bolivia de visita cuando lo deseen.

"No los estamos expulsando de nuestro territorio, estamos permitiendo que sean restituidos a su patria, a su hogar, a sus familias. Serán siempre bienvenidos en nuestro territorio cuando decidan visitarnos, o cuando coordinen una actividad oficial", dijo a los medios el ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero.

Romero encabezó el operativo de traslado del suboficial Jaime Díaz y el cabo segundo Nicolás Morales desde la localidad de Uyuni (suroeste) hasta el paso fronterizo de Tambo Quemado (oeste).

Los agentes chilenos fueron recibidos en el límite fronterizo por el general director de Carabineros de Chile, Bruno Villalobos, quien sostuvo que permitir el retorno de los uniformados a su país "fue la mejor decisión que pudo tomar el Gobierno boliviano".

"Agradecer que nuestros carabineros estén de vuelta e inmensamente feliz de recibirlos en nuestra patria nuevamente", concluyó Villalobos.

Los carabineros fueron detenidos el pasado viernes a 7,5 kilómetros de la frontera, en el departamento de Potosí (suroeste), hasta donde llegaron circulando a gran velocidad en una patrulla.

Según las autoridades de Bolivia, los carabineros cometieron los delitos de transgresión de frontera, resistencia a la autoridad e intento de fuga, contrabando y porte de armas.

Los agentes chilenos alegaron que perseguían un vehículo reportado como robado, pero durante el operativo el motorizado no fue encontrado ni visto por la Policía boliviana.

El presidente Evo Morales informó ayer sobre la decisión de su Gobierno de permitir el retorno de los carabineros a Chile y no procesarlos judicialmente en Bolivia, pese a que cometieron delitos durante su incursión.

El senador chileno Alejandro Navarro, quien visitó a los agentes mientras estuvieron detenidos en Uyuni, destacó la decisión de Bolivia de apelar a la vía diplomática para resolver el asunto e hizo votos por que ambos países trabajen juntos para combatir delitos transfronterizos como el contrabando y el narcotráfico.

Romero confesó que el consejo de ministros estaba dividido sobre si se debía procesar o no a los carabineros y que fue el presidente Morales quien dirimió el asunto y se inclinó por facilitar el retorno de los agentes a Chile.

Justificó que generó un "sentimiento profundo" el trato que recibieron los nueve funcionarios bolivianos que fueron procesados y condenados hace dos semanas en Chile, tras un incidente fronterizo ocurrido el 19 de marzo y que les costó más de cien días de detención en el norte del territorio chileno.

Las autoridades bolivianas siempre defendieron que sus funcionarios fueron acusados injustamente de varios delitos en Chile y aseguraron que combatían el contrabando cuando fueron detenidos.

Romero agregó que su país no tiene "sentimientos de venganza" y no conjuga "la ley del ojo por ojo", sino el principio del "hoy por ti y mañana por mí", porque Bolivia y Chile son "pueblos hermanos".

Nuevo entredicho

Desde el Gobierno de Chile se aseguró que nada más saber de la detención de dos carabineros por la policía boliviana tras ingresar ilegalmente a territorio altiplánico, después que un vehículo escapara de un control, hizo las gestiones para su devolución y desmintió así los dichos del presidente Evo Morales.

"Tan pronto se produjo la detención de los Carabineros, el Gobierno de Chile, a través de los canales diplomáticos, realizó gestiones para obtener acceso a ellos y su pronta libertad", precisó un comunicado de la Cancillería difundido ayer.

El presidente Morales negó ayer domingo que Chile hiciera alguna gestión para lograr la liberación de los dos carabineros detenidos el viernes pasado, el suboficial Jaime Díaz Pezo y el cabo segundo Nicolás Morales Manríquez.

"Que yo sepa, no ha habido ningún contacto, ninguna comunicación con ninguna autoridad del Gobierno nacional (...) Yo no tengo información de que alguien ha hecho gestiones oportunas para la liberación de los dos carabineros", sostuvo Morales en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno de La Paz.

Según la Cancillería del Mapocho, para ello se invocó la aplicación del Acuerdo bilateral para la Cooperación, suscrito en noviembre de 2008 para la mutua cooperación entre Carabineros de Chile y la Policía Nacional de Bolivia, enfatizó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Para tales efectos, se enviaron dos notas diplomáticas, debidamente recibidas por la Cancillería de Bolivia, pidiendo su liberación y defendiendo el derecho de asistencia consular en virtud de la Convención de Viena", añadió.

Así se ha comunicado a Bolivia en varias oportunidades anteriores a través de canales diplomáticos y así se lo expresó el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, al Canciller Fernando Huanacuni recientemente.

Los dos carabineros ya se encuentran en territorio chileno donde fueron recibidos por el director de la Institución, general Bruno Villalobos, en la frontera Chile-Bolivia.

Villalobos, manifestó su "felicidad y alegría" por tener de vuelta a los dos uniformados chilenos que fueron capturados en Bolivia el pasado viernes 7 de julio.

"Fue la mejor decisión que pudo tomar el Gobierno boliviano", aseguró la máxima autoridad de la institución, haciendo referencia a la determinación anunciada este sábado por el presidente Morales de "restituir" a los uniformados.

En tanto, el senador Alejandro Navarro, quien se reunió y acompañó a Díaz y Morales en su retorno a Chile, aclaró que ambos funcionarios se encontraban "tranquilos", debido a que el proceso se llevó a cabo en forma "rápida, ya que tenían el temor de que esto duraría meses".

El parlamentario destacó el buen trato que recibieron por parte de la policía boliviana.

Los dos policías llegaron al Paso Chungará-Tambo Quemado, un camino que se ubica a una altura de 4.680 metros sobre el nivel del mar, que une el norte de Chile con el suroeste de Bolivia.

Ambos uniformados llegaron hasta la ciudad de Iquique, situada a 1.857 kilómetros al norte de Santiago, donde se encontraron con sus familiares donde se vieron escenas muy emotivas.

Este incidente tuvo lugar después de que el pasado 21 de junio, una jueza chilena condenara a siete funcionarios de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) por delitos de robo con violencia y contrabando y a dos militares de ese país por porte ilegal de armas.

Los nueve ciudadanos bolivianos habían sido detenidos el 19 de marzo pasado tras un suceso que las autoridades del país altiplánico aseguraron fue una operación contra el contrabando en territorio boliviano y según la Justicia chilena, una actividad delictiva.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487