JORNADA
Bolivia celebra 192 años de independencia

Imprimir Enviar
Redacción JORNADA
viernes 4, agosto 2017

JornadaNet
APG
Bolivia está de fiesta y las celebraciones comenzaron con diversas actividades oficiales que van desde desfiles escolares, hasta marchas cívicas. Las ceremonias fueron desconcentradas en diferentes departamentos de manera que los actos centrales se cumplirán en Cobija, Pando. En esa ciudad sesionará la Asamblea Legislativa Plurinacional, donde el presidente Evo Morales ofrecerá su mensaje a la nación, mientras se cumplen desfiles cívicos en La Paz, como sede de gobierno y en Sucre, la capital del país, además de demostraciones cívicas escolares en casi todas las ciudades.

La parada militar este año se realizará en el Altiplano, en las cercanías de Achacachi, en el lugar denominado Kjasina, donde se ha previsto que las Fuerzas Armadas desarrollarán sus demostraciones en las que participarán fracciones de efectivos activos acantonados en los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, además de personal pasivo, oficiales, suboficiales, y los "ponchos rojos".


Un dato curioso se conoció oficialmente. La construcción de la infraestructura, la preparación del terreno y la movilización de las tropas para la parada militar del 7 de agosto en Kjasina, tendrá un costo de Bs 2,7 millones, para un acto que durará solamente tres horas, según informó el comandante en jefe de las FFAA, Gral. Luis Ariñez Bazzan. "Ese es el presupuesto que tenemos dentro de nuestro POA", explicó el jefe militar en rueda de prensa.

Lo importante es que gobierno, FF.AA., instituciones nacionales y regionales, estudiantes y la población civil festejan el aniversario patrio con sus propias convicciones que nacen de una formación cívica sólidamente fundada en las viejas generaciones, aunque innovada o transfigurada, según las tendencias de la modernidad, con valoraciones propias y coyunturales.

Lo que no cambia es la esencia que nunca se debe olvidar y recuerda que Bolivia nació como República independiente el 6 de agosto de 1825. Cumple este domingo 192 años de vida institucional sacudida por sucesos que marcaron la historia y sentaron las bases del presente y el futuro.

En los vaivenes políticos ha habido muchos intentos por fortalecer a Bolivia, así como intentonas para destruir al país, y hasta modificarlo; los enemigos quisieron "polonizar" Bolivia; otros buscaron el separatismo y hasta se decidió crear la Segunda República, con René Barrientos, y está en marcha el Estado Plurinacional con la actual administración. Felizmente, el sentimiento nacional por Bolivia es uno solo, y no cambia pese a los avatares. Las tentativas por cambiar la gloriosa tricolor, menospreciar el Himno Nacional y pretender cambiar a los héroes de la independencia de la patria no son otra cosa que desfases coyunturales.

La historia boliviana ha sido labrada con sacrificio de millones, talento y esfuerzo de muchos líderes, visión estratégica de algunos y conducción y guía de unos pocos que señalaron la ruta de la libertad y la construcción del futuro. Lastimosamente, no tuvieron ni la precaución ni el tiempo para hacer comprender que la libertad y los derechos conllevan obligaciones perentorias y responsabilidades de gran magnitud, entre ellas, la necesidad de organizarse para consolidar a la nación y dotarla de los medios materiales, intelectuales, éticos y de principios para poder defender al país más joven de la América libre, para que pueda hacer frente a la ambición y a la perfidia de algunos vecinos que envidiaban a Bolivia que poseía un extenso territorio con abundantes recursos naturales y una extensa costa en el Océano Pacífico.

La indefensa Patria boliviana fue agredida y desmembrada arrebatándole más de la mitad del territorio con el que nació a la vida republicana, ya que tenía originalmente 2.363,769 km?, y actualmente solamente tiene soberanía sobre 1.098,581 km?. La enorme riqueza natural, los yacimientos de minerales, hidrocarburos y otros recursos estratégicos han sido asechados y finalmente en parte arrebatados. Pese a ello, el país todavía dispone de un patrimonio que podría revolucionar el futuro si el pueblo pudiese elegir a políticos talentosos, capacitados y honestos que utilicen el poder para el bien nacional, haciendo posible explotación racional de los recursos en beneficio de todos, y no para satisfacer las ambiciones personales de los inescrupulosos.

Bolivia tiene en este momento 11 millones 146 mil habitantes. Se trata de un notable crecimiento que es al mismo tiempo un desafío y una oportunidad para aprovechar mejor las potencialidades, cuidando los recursos naturales, protegiendo el medioambiente, comprendiendo que debe parar la destrucción de la naturaleza y agudizar el ingenio para crear mecanismos que no sean dañinos en la competencia por hacer que la vida sea cada vez mejor asistida, sin provocar desbalances que afecten el ecosistema.

La mayor parte de la población boliviana es joven. El 59,6% de los habitantes tiene menos de 30 años y la tasa de crecimiento es de 1,4% de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Pese a un contexto desfavorable, la economía de Bolivia parece una isla blindada contra los efectos negativos, y crece. Se estima, algo más del 4% para este año. Pero también hay señales preocupantes. Hasta hace dos años las reservas monetarias netas llegaban a 18 mil millones de dólares, lastimosamente se han ido mermando y hoy oscilan entre los 9 y 10 mil millones.

La deuda externa y la deuda pública han logrado un record histórico. El país debe más de 14 mil millones de dólares, y la crisis internacional afectó la economía al grado de que después de varios años de superávit, se volvió al déficit fiscal y al déficit en la balanza comercial. A veces las autoridades se niegan a reconocer la realidad y su optimismo posterga decisiones importantes para evitar el deterioro de la economía. Por ejemplo, en el país se cierran 20 empresas por día; Las exportaciones de gas natural han disminuido así como el valor de las ventas. Lo mismo ocurre con los minerales. La importación de alimentos ha crecido y una serie de indicadores muestran que hay dificultades, pero felizmente los efectos no se manifiestan en forma drástica.

En ese escenario de cosas buenas y malas, de eventos negativos y potencialidades alentadoras, Bolivia cumple 192 años luchando para salir adelante, venciendo dificultades y también desperdiciando oportunidades; aprovechando circunstancias y construyendo el futuro, muchas veces a w, pero siempre hacia adelante.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487