JORNADA
Morales dice que Bolivia sería "totalmente diferente" si el "Che" viviera
Los actos organizados por el Gobierno boliviano tendrán hoy una ceremonia central con un homenaje y una marcha en la localidad de Vallegrande, a los que asistirán los cuatro hijos de Guevara y el vicepresidente cubano, Ramiro Valdés.

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
lunes 9, octubre 2017

JornadaNet
APG
El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó ayer que su país sería "totalmente diferente" si el guerrillero argentino cubano Ernesto "Che" Guevara no hubiera muerto ejecutado por el Ejército boliviano el 9 de octubre de 1967.

Morales, con un sombrero y una camiseta con la imagen del "Che", hizo declaraciones al canal estatal mientras caminaba con una caravana en la zona del Abra del Batán (sureste), donde hace medio siglo Guevara y sus guerrilleros se enfrentaron al Ejército.

El mandatario dijo que Guevara después de liberar a Cuba y luchar en África volvió a Bolivia, que con seguridad sería "totalmente diferente" si el revolucionario hubiera triunfado.

"Sin embargo, esa lucha sigue y seguirá, mientras exista el capitalismo y el imperialismo", sostuvo el mandatario, mientras era informado sobre qué guerrilleros murieron en ese lugar en 1967.

Morales decidió caminar por esa zona para compartir con los seguidores guevaristas que como cada año en esta fecha se trasladan hasta ese lugar, a 800 kilómetros al sureste de La Paz, para ratificar su admiración por el rebelde comunista.

El gobernante caminó por el lugar dos kilómetros junto a los exguerrilleros cubanos Harry Villegas (Pombo) y Leonardo Tamayo (Urbano), que combatieron junto al "Che" Guevara en Bolivia y en Cuba.

"Contento de llegar a este lugar, siempre es una fortaleza y nos da mucha energía a quienes luchamos junto a los pueblos, luchamos contra el imperio, todo por la igualdad y la justicia no solamente ahora en Bolivia, sino en América Latina y en el mundo", agregó.

Reiteró su propuesta de un internacionalismo para la unión de los pueblos y la lucha contra el "intervencionismo norteamericano", y reflexionó que hace medio siglo se hacían revoluciones con las armas, pero ahora es "con la conciencia y con el voto".

"Por eso nuestro proceso, nuestra revolución democrática es conocida y reconocida en todo el mundo", dijo Morales en referencia al "proceso de cambio" que encabeza en su país desde el 2006.

Morales también sobrevoló la zona y, según medios estatales, llegó hasta La Higuera e hizo una ofrenda floral donde en 1967 fue ejecutado el legendario rebelde comunista.

En sus tuits, el mandatario insistió ayer en que el exagente de la CIA estadounidense Félix Rodríguez "torturó al ׳Che׳ y dio orden de asesinato" al sargento boliviano Mario Terán.

Según los historiadores bolivianos, fue el presidente de Bolivia de la época, René Barrientos, y su alto mando militar el que decidió la muerte del guerrillero una vez capturado un día como hoy hace 50 años.

Más temprano, en otro acto en la ciudad de Santa Cruz (este), el general retirado Gary Prado y otros exsoldados inauguraron un mural para recordar a los militares caídos ante la guerrilla.

Prado era capitán cuando el 8 de octubre de 1967 con sus hombres capturó a Guevara para entregarlo con vida a sus superiores.

Los actos organizados por el Gobierno boliviano tendrán hoy una ceremonia central con un homenaje y una marcha en la localidad de Vallegrande (sureste), a los que asistirán los cuatro hijos de Guevara y el vicepresidente cubano, Ramiro Valdés.

Morales pasó la noche en carpa

Morales, acampó la noche de ayer en una carpa en el pueblo de Vallegrande a la espera de los actos centrales por los 50 años de la muerte del guerrillero Ernesto Che Guevara programados para este lunes.

Morales dijo a los periodistas que la tienda de campaña le fue obsequiada por un comandante de las Fuerzas Armadas y que ahora le dará uso debido a que en ese pequeño poblado ya no hay espacio en los pocos hoteles del lugar ante la llegada de miles de seguidores del revolucionario para asistir a la ceremonia.

El mandatario también realizará sus reuniones en una carpa y su cuerpo de seguridad dormirá en tiendas similares.

El Gobernante participó ayer en una caminata hacia el poblado de La Higuera (sureste) y dejó una ofrenda floral ante el busto del emblemático revolucionario argentino-cubano, que fue asesinado en esa localidad el 9 de octubre de 1967.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487