JORNADA
Entregan ayuda y prometen reconstruir casas tras riadas con un muerto

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE/JORNADA)
viernes 2, febrero 2018

JornadaNet
APG
El presidente boliviano, Evo Morales, encabezó ayer la entrega de ayuda a familias afectadas por el desborde de un río en Tupiza, ciudad cercana a la frontera con Argentina, que afectó a casi medio centenar de viviendas, y prometió su reconstrucción. Recomendó a los pobladores de todas las regiones afectadas por las inundaciones cuidar primero la vida, porque los bienes materiales se pueden reponer.

"Para la gente que pierda su casa, vamos a reponer su casa, no se preocupen, pero ahorita es (ver) cómo salvar la vida, esa es la tarea", dijo después de recorrer las zonas afectadas por el desborde del río, que obligó a decenas de personas a abandonar sus viviendas.

Morales informó que un campesino perdió la vida en la región de Potosí (oeste), al ser sorprendido por una riada en campos de cultivo.

Según el reporte preliminar de las autoridades, cerca de un centenar de familias requiere asistencia humanitaria y varias viviendas edificadas cerca de la orilla del río están en riesgo de colapsar.

"Lo que está viviendo la ciudad de Tupiza es muy preocupante", dijo a medios estatales, y confirmó que las casas afectadas son 45.

El mandatario aseguró que uno de los pedidos más importantes de la población es la presencia de maquinaria pesada para reorientar el cauce del río y la reconstrucción de viviendas.

"Decidimos que vamos a construir casas (...), va a ser sin contraparte (...) para que esas familias se queden tranquilas", sostuvo el gobernante posteriormente en rueda de prensa, luego de una inspección en el lugar.

El jefe de Estado exhortó a los pobladores a cuidar la vida antes que los bienes materiales y dijo que pidió a los "hermanos" que no traten de salvar sus cosas," primero es la vida y después vamos a reponer lo perdido", subrayó.

Morales emprendió el viaje al sur de Bolivia tras descartar su asistencia a varios actos gubernamentales en Oruro (oeste) previstos para esta jornada, para entregar cuatro toneladas de víveres, agua y carpas, entre otra ayuda.

El gobernante boliviano llegó a la región afectada la tarde de este jueves acompañado por el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, y el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, para hacer una evaluación en campo.

Por su parte, Zavaleta indicó a los medios que aparte de la ayuda se cuenta con "un proyecto de reconstrucción y rehabilitación" de la ciudad, tras constatar los destrozos que ocasionó en Tupiza el río del mismo nombre.

El desborde del afluente se produjo la madrugada del miércoles y causó daños de consideración en las estructuras de varias viviendas, que se desplomaron y obligaron la evacuación de sus habitantes.

La corriente también causó el desplome de la plataforma de algunas calles y varias personas tuvieron que trasladar su ganado a zonas más altas venciendo al agua, según mostraron canales de televisión.

Uno de los pobladores dijo a los periodistas que no se había visto algo así "en 25 años" y que las autoridades locales, supuestamente, hicieron poco para colocar barreras en los bordes del río.

La unidad de bomberos de Potosí informó que no hubo fallecidos a consecuencia de la riada y que ahora su trabajo se concentra en resguardar los "puntos críticos" de la zona en caso de un nuevo embate de la corriente.

A su turno, el Ministerio de Salud envió entre tres y cuatro toneladas de medicamentos, principalmente analgésicos, antibióticos, antimicóticos y antiácidos que se entregarán desde el viernes en los centros de sanidad de Tupiza, reflejó en un comunicado.

El Gobierno advirtió de que las aguas de tierras altas del país podrían llegar en las siguientes semanas a las regiones ganaderas del oriente del boliviano y pidió que se inicie el traslado de animales a zonas más altas.

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, en rueda de prensa en La Paz, cuantificó que unas 33.000 hectáreas de cultivos están dañadas en al menos 29 municipios bolivianos a causa de las lluvias y que afectaron directamente a cerca de 8.000 familias.

Las regiones más golpeadas por las lluvias, inundaciones y riadas son Santa Cruz (este), Potosí (suroeste), Tarija (sur), Cochabamba (centro) y Beni (norte).

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487