JORNADA
Familias de la "guerra del gas" vuelven a Bolivia con sensación de "victoria"

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
viernes 6, abril 2018

JornadaNet
APG
Los familiares de víctimas de la "guerra del gas" de 2003 en Bolivia que demandaron al expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada retornaron ayer al país con la satisfacción de una "victoria legal" en el juicio en Estados Unidos.

A su llegada al aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz, los familiares destacaron que el veredicto del jurado a su favor "no repara sus sentimientos" por la pérdida de sus seres queridos, pero para ellos supone "una victoria", en declaraciones recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El pasado martes el jurado de un tribunal de Miami (Estados Unidos) que juzga el caso consideró culpables a Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, en la demanda civil presentada por familias de ocho de las víctimas de la represión de aquel año contra protestas sociales.

El veredicto establece compensaciones por unos diez millones de dólares a los familiares al considerar a los demandados responsables de ejecuciones extrajudiciales, pero no de asesinatos intencionados como pedían las familias.

Uno de los impulsores del juicio, el abogado estadounidense Thomas Becker, comentó tras el aterrizaje que se siente "orgulloso" del resultado de un proceso que demoró más de catorce años.

"Bueno, estamos muy felices, la gente de Bolivia ganó una victoria súper importante para Bolivia y para el mundo. Y estoy muy orgulloso de los compañeros, del resultado", relató el jurista a la agencia estatal.

Becker fue recibido por otros familiares que no pudieron acudir al juicio en Fort Lauderdale, en Miami, ya que fueron solo las familias de las ocho víctimas las que participaron el proceso civil.

La represión militar y policial provocó 68 muertos y cerca de 400 heridos, en las protestas ciudadanas por un proyecto gubernamental de exportar gas a bajo precio a través de Chile.

"Llegué a Bolivia y lo que pasó era una vergüenza que Gonzalo Sánchez de Lozada utilice Estados Unidos como refugio y no podíamos permitir eso, por eso decidimos y luchamos y buscamos la justicia", explicó.

Tras ese "octubre negro" de 2003, Sánchez de Lozada, ahora con 87 años, y Sánchez Berzaín, de 58, salieron del país hacia Estados Unidos, donde residen y gozan de asilo desde entonces.

El país norteamericano rechazó en 2012 el pedido de extradición del Gobierno de Bolivia, por incompatibilidad en las legislaciones de ambos países.

El tribunal solicitó información complementaria a las partes y tiene prevista una sesión informativa el 4 de mayo próximo, tras la que se espera su decisión final.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487