JORNADA
Equipo boliviano va por el strike de sus vidas en los Juegos Suramericanos

Imprimir Enviar
La Paz, (APG)
miércoles 2, mayo 2018

JornadaNet
APG
La pasión por el bowling ha llevado a Mónica Pacheco, Mariela Gutiérrez, Pablo Arrien y José Ignacio Miranda a cumplir un sueño: representar a Bolivia en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, del 26 al 31 de mayo, en las pistas del Rock׳n Bowl, en el Megacenter, en la sede de gobierno.

Después de cumplir con satisfacción la fase de clasificación, los cuatro bolichistas pasaron a ser los seleccionados bolivianos, todos ellos oriundo de La Paz y con un pasado familiar enraizado a este deporte.

"Son bastantes años que juego, se puede decir, con técnica son cuatro años, realmente, como se debe jugar. Una cosa es lanzar la bola y otra es lanzar con una técnica", declaró Gutiérrez, de 49 años, que fue la ganadora de la fase de clasificación y que tuvo como entrenador al venezolano Richard León.

El bowling es el único deporte dentro del programa de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018 que se disputará en La Paz, donde creció el interés por los amantes de esta disciplina. Esta disciplina sigue dentro del nivel amateur, pese a esto, los seleccionados locales organizan su tiempo para rendir dentro de la pista y fuera de ella.

"En toda mi familia juegan bowling desde mi abuelo en los años 70. Mi tío, Freddy Oporto (entrenador), tuvo varios logros internacionales para Bolivia, segundos lugares en torneos mundiales y despertó mi atención para ingresar en este deporte", indicó Arrien, de 21 años, quien cursa el último año de la carrera de Derecho en la Universidad Privada de Bolivia (UPB).

Tras la reciente retirada de los cruceños Briggette Heuer y Alberto Barbato del equipo por motivos de salud, esos dos cupos pasaron a los bolichistas mejor ubicados en el ranking: Pacheco y Miranda, quienes recibieron con agrado esta noticia y darán su mejor esfuerzo frente a los visitantes.

"Vendrá gente que se dedica al bowling, que vive del bowling, son profesionales. Pese a eso yo pude saca una medalla junto a Alessandro (Oporto) y Joel (Durán) en un campeonato sudamericano 2016 en Chile. A pesar de todo pudimos sacar el nombre de Bolivia y espero que se repita", señaló Miranda (24), quien se involucró en este deporte a través de sus tíos y con la apertura del Rock׳n Bowl creció su afición. Ahora forma parte del club Nissan.

Desde su infancia, Pacheco (56) ha tenido contacto con las pistas, creció con la imagen de sus padres (Heriberto Pacheco y María Teresa Sanjinés) jugando y saliendo campeones, su hermano (Sergio Pacheco) fue campeón representando a Santa Cruz y su hijo (Diego Escalante Pacheco) también ganó una competencia.

"Me siento feliz, porque he podido llegar hasta aquí, me siento con una gran responsabilidad y sólo espero que todo salga bien. Pondré todo de mi parte. Prefiero ir paso a paso, meta a meta, con muchas ganas de salir adelante y darle lo mejor a mi país", declaró Pacheco, quien aparta un tiempo para entrenarse y cumplir con su trabajo dentro del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Los cuatro seleccionados coinciden en que jugar bowling es una tarea que requiere de mucha destreza técnica, concentración, esfuerzo mental y físico, y el mínimo detalle puede definir el resultado. A un mes de los Juegos, están listos para ingresar a la zona de lanzamiento y derribar los pinos que se pongan delante.

Cada uno se ha trazado un objetivo como deportista, sin dejar de mirar la posibilidad de alcanzar el podio. Respetan a los rivales que llegarán del exterior, pero harán su mejor esfuerzo para colocarse por delante de ellos durante los días de competencia en individual y en dobles.

Deportes
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487