JORNADA
Multitudinaria marcha rechazó el alza de la tarifa de electricidad
La COB también protestó contra una acción judicial iniciada por la Defensoría del Pueblo, que ha supuesto una prohibición a los médicos para que realicen huelgas por sus implicaciones para la salud de la población.

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
jueves 13, julio 2017

JornadaNet
APG
La Central Obrera Boliviana (COB) encabezó ayer una multitudinaria marcha que unió las ciudades de El Alto y La Paz, pero fracasó en su convocatoria de un paro de 24 horas contra la subida en un 3 % de la tarifa de la luz decretada por el Gobierno y de una decisión judicial que impide a los médicos hacer huelgas.

Miles de personas marcharon desde El Alto hasta el centro paceño haciendo estallar pequeñas cargas de dinamita y portando pancartas de protesta y muñecos que representaban al presidente Evo Morales y a otras autoridades, incluido el defensor del Pueblo, David Tezanos, quien promovió la prohibición de las huelgas del sector sanitario.

Al llegar a la plaza Mayor de San Francisco, los movilizados, entre los que había mineros, pequeños comerciantes, rentistas, médicos y trabajadores del área de salud, quemaron los muñecos y un cajón que simbolizaba un ataúd para enterrar las normas y disposiciones que motivaron la protesta.

El máximo líder de la COB, el minero Guido Mitma, reclamó que las autoridades reviertan el "tarifazo", en alusión al incremento de las tarifas de luz porque, según dijo, "sus efectos multiplicadores los va a pagar el pueblo".

Mitma también demandó que el Gobierno de Morales respete a los sindicatos y deje de intentar dividirlos o de poner a dirigentes afines al oficialismo.

La mayor entidad sindical del país también protestó contra una acción judicial iniciada por la Defensoría del Pueblo, que ha supuesto una prohibición a los médicos para que realicen huelgas por sus implicaciones para la salud de la población.

Los sindicatos afiliados a la COB temen que esa medida contra los médicos sea el comienzo de restricciones al derecho a la huelga.

En otras ciudades bolivianas también hubo marchas y algunos bloqueos callejeros, sin embargo la huelga sindical fracasó, ya que operaron con normalidad el transporte público, los comercios, la banca y otros sectores productivos, y los viajes por carretera se realizaron con normalidad.

En declaraciones a los medios, el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, atribuyó las movilizaciones a "motivaciones políticas" y "disputas de liderazgo" dentro de la COB en las que los dirigentes "tienen que radicalizar su discurso para poder justificar una posible reelección".

Desde la cartera de Salud, la ministra Ariana Campero, exhortó a los galenos a "no parar" y amenazó con "tomar las acciones legales" contra aquellos que acaten la huelga.

Sobre la subida de las tarifas de electricidad, el ministro de Energías, Rafael Alarcón, aseguró que es una medida que se toma desde hace muchos años de forma semestral "y que en definitiva no afecta sobremanera a la economía familiar ni a la economía nacional".

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487