JORNADA
Wilstermann clasificó a los cuartos de final de Copa Libertadores

Imprimir Enviar
Belo Horizonte/Brasil, (APG)
jueves 10, agosto 2017

JornadaNet
EFE
Atlético Mineiro se chocó contra una "muralla" impasable que colocó Wilstermann delante de su pórtico a lo largo del partido de ayer en Belo Horizonte, donde las acciones quedaron igualadas sin apertura del marcador, resultado suficiente para que el elenco boliviano coloque su nombre en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Wilstermann quedó encajonado en su área por la propuesta ofensiva de los brasileños; los aviadores asumieron un costo alto con la decisión de defenderse como prioridad y con esfuerzo y concentración lograron conservar intacto su pórtico y defender el triunfo obtenido en la ida (1-0) en Cochabamba que le ayudó bastante para la conquista del pase.

Los minutos finales del cotejo fueron de bastante tensión y zozobra en el arco de Olivares, quien atajó todos los disparos que llegaron a su pórtico. Él junto a sus compañeros le dieron pocas oportunidades a los contrarios de definir con comodidad y los nervios consumieron a los brasileños.

Con sus dificultades para sostener una marcación firme, Wilstermann pudo cerrar el primer tiempo con la cuenta igualada sin apertura. Durante la etapa inicial pasó por sustos cuando Luan llevaba la pelota y buscaba conexión con Fred, en medio de ellos estuvo Juan Cazares, para aumentar los problemas entre los aviadores.

Fred estuvo cerca de anotar de cabeza y Luan no pudo dirigir su frentazo ante un rebote, pese a que estuvo sin marcación porque los hombres de Wilstermann se quedaron parados, sin reacción, y esto provocó una dubitación peligrosa.

Entre los afanes de los albinegros por anotar en el primer período, la defensa brasileño dejó expuestos algunos espacios que por poco fueron aprovechados por Marcelo Bergese.

Por la dinámica que colocó el Galo en el terreno del lado contrario, Fernando Saucedo y Cristian Machado tuvieron mucha actividad para cortar los ataques y, con la ayuda de sus compañeros, ganaron la mayoría de los duelos, pero el desgaste físico empezaba a afectar en los minutos finales.

El arquero Raúl Olivares también aportó de su lado para evitar la llegada del gol, descolgando centros y conteniendo los disparos. Tanto el golero como el resto de los rojos estaban encerrados en su lado protegiendo el empate y tuvieron que soportar los movimientos de Robinho, quien ingresó en el complemento para buscar variantes en el ataque.

El club boliviano enfrentará el próximo mes en los cuartos de final a River Plate (Argentina), plantel que la noche del martes ganó su boleto con el empate (1-1) ante Guaraní (Paraguay) en condición de local. Por tercera vez en su historia, Wilstermann pasa a los cuartos de final en la Libertadores.

Deportes
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487