JORNADA
Viernes 26, mayo 2017
Loading
La gravedad del Canciller chileno

Imprimir Enviar
José Manuel Loza Oblitas
viernes 6, enero 2017

La controversia con Chile, sobre nuestro derecho a una salida soberana al Océano Pacífico, territorio y mar usurpados por el vecino, y la soberanía sobre las aguas de los afluentes del Silala en el departamento de Potosí, aunque ambos temas se encuentran en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, alcanza ribetes que se los puede calificar como una "sinvergüenzura" por parte de La Moneda.

El Canciller del Mapocho, desconociendo el contrato con el ferrocarril chileno-británico en 1908, para el uso de esas aguas destinadas al funcionamiento de sus locomotoras, que avala la propiedad primigenia boliviana, ahora, como se lo ha hecho antes, afirma que el Silala es un río internacional de curso sucesivo y como tal es de propiedad de ambos Estados.

Debemos recordar que la empresa de ferrocarriles y, posteriormente, pobladores y la minería chilena, realizaron trabajos de mampostería para canalizar ese líquido elemento, a fin de llevarlo al norte, para su distribución y el uso de quienes precisaban de las aguas tanto para la vida como para la industria.

Sobre esta afluencia, el Ministro del Mapocho afirma que se debe a la "ley de gravedad", o sea que por efecto del declive del terreno las aguas derivan naturalmente, sin ayuda y menos la canalización del hombre, como se lo ha hecho y se lo puede comprobar.

Las aguas de los bofedales y afluentes, si no existiesen los trabajos señalados, se insumirían en el mismo lugar, como se lo ha demostrado en diferentes estudios que ha llevado adelante Bolivia, desde que la nueva usurpación del Silala fuese denunciada públicamente.

Lo evidente es que esta controversia se encuentra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por iniciativa de Chile y será ese alto tribunal el que se pronunciará. No solamente por efectos de la polémica, de la documentación y de las declaraciones, sino por la vivencia que, seguramente, realizarán sus miembros acompañados por profesionales en esta área de los Lípez bolivianos.

Seguramente la comisión respectiva de nuestro Gobierno ya ha elaborado la defensa, que más que tal debería una ofensiva frente a la mentira chilena, a fin de exponer nuestros puntos de vista, nuestros documentos históricos y los estudios técnicos, que demuestren la soberanía total boliviana sobre esas aguas y la necesidad que Chile pague por el uso abusivo que hace de ellas, así como que reconozca la deuda histórica por la arbitrariedad.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487