JORNADA
Lunes 21, agosto 2017
Loading
A propósito del "Día del Indio"

Imprimir Enviar
Guido Pizarroso Durán
miércoles 2, agosto 2017

Hoy se recuerda y conmemora la naturaleza y aporte a la sociedad del indio, es decir, del originario de estas latitudes, del campesino, del agricultor, del trabajador de la tierra que hace posible que el pueblo boliviano no sufra escasez de alimentos. Desgraciadamente, pese a que la mayoría se siente orgullosa de su origen, la politiquería y especialmente la demagogia ha torcido su significado, buscando en la calificación un concepto peyorativo. Lo cierto es que hubo una confusión de inicio, ya que al momento del descubrimiento de lo que hoy es América, los españoles creyeron que se encontraban en las Indias Orientales, de ahí que a los originarios los llamaron indios.

Posteriormente se dio el calificativo de indígena a los originarios del nuevo continente. El maltrato, las masacres y la condición de esclavitud a que fueron sometidos los pueblos americanos generó una perversa división de clases marcada por el racismo y la discriminación, que hasta hoy es difícil superar. Han sido muchos los intentos por dignificar al indígena originario, pero la mayoría de los esfuerzos no han sido comprendidos o han sido desfigurados políticamente.

En esos intentos, en 1937, el 2 de agosto fue declarado "Día del Indio", por el presidente Germán Busch. En homenaje al campesino y como parte de la revolución nacional; el 2 de agosto de 1953 durante el gobierno de Víctor Paz Estenssoro, se declaró la Reforma Agraria. Posteriormente, en 1965, el gobierno de René Barrientos, cambió el nombre a Día del Campesino, alegando que el concepto inicial conllevaba un mensaje peyorativo. El año 2010, el actual gobierno volvió a cambiar el nombre como "Día de los Pueblos Indígenas y Originarios"; además del "Día de la Revolución Agraria y Productiva Comunitaria".

Merecen valorarse esos los intentos, pero la realidad es que todavía existen mentes ofuscadas que sienten que el colonialismo todavía está vigente; otros que consienten en ser manejados como masa electoral y de apoyo; así como existen orgullosos indígenas que defienden su ancestro, su territorio y sus derechos. Precisamente hoy están en la sede de gobierno dirigentes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), y expresaron su rechazo al proyecto de ley que busca anular la intangibilidad de las tierras bajas, con el propósito de construir una carretera por el corazón del parque, y permitir el ingreso de las petroleras.

Recordemos que en agosto de 2011, miles de indígenas, junto a sus pequeños hijos, iniciaron su marcha en rechazo de la construcción de la carretera por el corazón del TIPNIS. Luego de un mes de caminata, en septiembre de 2011, en el lugar denominado Chaparina, contingentes policiales apoyados por militares intervinieron violentamente la marcha.

El problema de los indígenas no es propio de Bolivia. Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sobre la situación de los pueblos indígenas en la región, considera que existen algunos avances en materia de educación y salud, pero que continúan luchando por el reconocimiento de sus derechos territoriales, al extremo que, en los últimos cuatro años, se detectaron más de 200 conflictos en territorios de los indígenas.

La CEPAL señala que existen en América Latina cerca de 45 millones de indígenas que pertenecen a 826 etnias. El informe hace referencia a que persisten "brechas significativas" en la culminación de la educación media para los indígenas y en el acceso a la educación superior. Se advierte también un ligero aumento de la participación política de los pueblos indígenas, pero sigue habiendo una escasa representación en órganos de los poderes del Estado.

En el informe se señala también que se observan algunos progresos en el derecho al consentimiento de los pueblos originarios (libre, previo e informado) para cualquier proyecto que involucre su territorio, pero no así en los sistemas de autogobierno de los pueblos indígenas, que "resultan aún insuficientes en relación a los estándares internacionales que reconocen el derecho fundamental a la libre determinación de estos pueblos".

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487