JORNADA
Miércoles 23, agosto 2017
Loading
La sesión de la independencia de Bolivia

Imprimir Enviar
José Manuel Loza Oblitas
viernes 4, agosto 2017

El 6 de agosto de este año, los bolivianos y el mundo celebran los 192 años de la independencia de Bolivia, en el memorable año de 1826, después de 15 años de guerra sangrienta, de las famosas republiquetas nacionales, en contra del yugo peninsular, hasta expulsar al último español que subyugaba a esta Patria.

Rendimos nuestro homenaje a esta fecha gloriosa y a los prohombres que combatieron por la Libertad y a los que firmaron el Acta de la Independencia en Chuquisaca, en la Casa de la Libertad, fundando nuestra Patria, Bolivia, tiempo que no puede ser cambiado ni reemplazado en ningún momento.

Este homenaje lo queremos traslucir, haciendo conocer a nuestros lectores lo que sucedió el día del nacimiento de Bolivia:

Nos remitimos al Redactor de la Asamblea de Representantes de 1825, para conocer en profundidad lo tratado ese 6 de agosto de 1825, en la ciudad de La Plata, en la actual Casa de la Libertad, ubicada en la Plaza 25 de Mayo, en la que nació nuestra Patria, Bolivia, primero bajo el denominativo de Bolívar, en homenaje al Libertador.

En la duodécima sesión, "en la ciudad de Chuquisaca", nos señala el referido documento, "los señores Representantes de las provincias que componen el Alto Perú, se congregaron en la sala destinada para las sesiones de la Asamblea general, y habiéndose informado por la Comisión de Poderes, de la legitimidad de las credenciales manifestadas por el Sr. Don Vicente Antonio Seoane, Diputado electo por el departamento de Santa Cruz, se le llamó para que prestase, como en efecto prestó, el juramento que previene el reglamento.

Enseguida se le hizo presente por el señor Presidente, que la sala había discutido en varias sesiones sobre el destino de las provincias del Alto Perú, y que se había suspendido su resolución en este punto, que es el principal objeto de la Asamblea, sólo porque faltaba la representación del departamento de Santa Cruz, y que aunque se había determinado proceder a la votación sin perjuicio de la libertad que se dejaba a los Sres. Diputados de dicho departamento para hacer sus observaciones y expresar francamente su sentir, más, hallándose ya reunido el señor Seoane podía exponer su opinión conforme al voto general de los pueblos que representa, a lo que contestó el Sr. Diputado decidiéndose por la Independencia de estas provincias.

Con lo cual, después de haber meditado detenidamente en las sesiones anteriores, sobre todos los aspectos que pueden influir en la decisión de la suerte de esta parte del nuevo mundo, resolvieron de común acuerdo formar un Estado Soberano e Independiente, declarando su voluntad a nombre de los pueblos sus comitentes, en las tres votaciones nominales que sucesivamente se celebraron, presidiendo la sala el Sr. Lanza por haber tomado voto el Sr. Presidente de la Asamblea, en las siguientes proporciones:

Primero.- Si los departamentos del Alto Perú se unirán a la República Argentina o se declararán separados por ser esto más conveniente a sus intereses y felicidad.

Se resolvió la separación por uniformidad de sufragios que expresaron los Sres. Diputados.

Luego se pasó a votar sobre si el Alto Perú quedará unido con la República Bajo Peruana, o también se declararía separado.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487