JORNADA
Jueves 23, noviembre 2017
Loading
Mejoran las relaciones con Perú

Imprimir Enviar
miércoles 6, septiembre 2017

Sin duda ha mejorado el nivel de las relaciones de Bolivia y Perú, que algún tiempo se vieron perjudicadas por desaciertos en las bases de la política exterior nacional, que buscaba un acercamiento con Chile, pese a los reiterados portazos que el país. En los últimos años se han dado muestras efectivas de un acercamiento que debe ser valorado en su justa dimensión. Un ejemplo concreto ha sido el tercer gabinete binacional entre Perú y Bolivia encabezado por los Presidentes de ambos países, selló un nuevo compromiso de fortalecer la cooperación bilateral y encarar proyectos conjuntos, pero esta manifestación de propósitos puede ir más allá de los acuerdos al haberse remozado los vínculos históricos.

El compromiso forma parte de una Declaración de 28 temas que ha sido suscrita por los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, como resultado del encuentro ministerial celebrado en el Palacio de Gobierno de Lima, donde también se firmaron siete acuerdos de cooperación en diversas materias. El mandatario peruano categóricamente afirmó que "se ha trabajado en la idea de un puerto de Bolivia en el océano Pacífico, concretamente en Ilo. Es algo que ya se ha firmado varias veces, y queremos que sea realidad. En eso me comprometo", dijo Kuczynski.

En el documento firmado por ambos presidentes, "Perú mantiene su más amplio espíritu de solidaridad y comprensión en relación a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia". La declaración también tomó en cuenta el interés y voluntad de ambos países por continuar trabajando en el proyecto de Corredor Ferroviario Bi-oceánico de Integración (CFBI), que uniría el puerto brasileño de Santos, en la costa atlántica de Suramérica, con el de Ilo, en la costa del océano Pacífico, pasando por La Paz. Uno de los temas sobre los que parece que se está tomando conciencia de la magnitud del problema es el comercio exterior y la necesidad de volcar las exportaciones e importaciones nacionales por puertos peruanos. Cada vez un importante segmento del comercio se está dirigiendo hacia puertos de Perú.

Evidentemente, aumentó el flujo de carga boliviana por el puerto de Matarani. Este cambio de actitud es importante porque el comercio exterior del país tiene que estar enmarcado dentro de las políticas nacionales, y para nadie es un secreto las tensas relaciones con Chile, agravadas en el último tiempo por la demanda incoada en la Corte Internacional de La Haya.

Perú ofreció a Bolivia una zona franca y la posibilidad de construir un puerto en Ilo, para que nuestro país lo administre por 99 años. El proyecto de construcción de un "mega puerto" en Ilo, implica establecer toda la infraestructura portuaria, vías de acceso, apoyo logístico, urbanización para la población civil con todo lo que ello significa, y varios otros factores inherentes a una nueva ciudad portuaria. Se trata de un ambicioso proyecto que nace de la natural y amistosa relación de Bolivia y Perú, unidos por lazos ancestrales muy fuertes.

La nueva relación que se abre puede mostrar un horizonte sin límites, si en el sostén de la nueva aproximación, no prevalecen asuntos ideológicos o de estrecha visión que busquen simplemente la coyuntura. Hay una larga historia, orígenes, cultura, y fundamentalmente las aspiraciones de pueblos que han sido uno solo, que pesan más que todos los problemas grandes y pequeños que se levantaron para separarlos.

De hecho, la zona franca de Ilo puede representar el genuino ejemplo de integración y complementación de dos pueblos, si se lo sabe administrar coherentemente, en beneficio de ambos países. Solamente con las exportaciones e importaciones de Bolivia, esta zona puede adquirir un movimiento económico de gran magnitud, potenciado a por la idea del corredor ferroviario, que debería ser ampliado a corredores por carreteras de doble vía. Para ello se requiere hacer operativo al puerto, ya que todos los empresarios así como las empresas estatales, dados los beneficios evidentes, volcarán su comercio hacia la zona.

Pero al margen de las conveniencias económicas, estratégicas, operativas y de soberanía, Ilo representa otra oportunidad para que Bolivia y Perú puedan emprender un trazo común en el desarrollo de sus potencialidades, muchas de ellas, complementarias entre sí. Además de compartir la Sierra, los Andes, el Altiplano, varios ríos y la Amazonía, comparten también el Titicaca, el lago sagrado que evoca un pasado común en el que los ancestros milenarios edificaron ciudades como Tiahuanaco o Machupichu, culturas que se remontan a vidas comunes perdidas en el tiempo de los que probablemente sean herederos no solamente aimaras y quechuas, sino otras culturas como la Mollo, la Moche, y otras de los pueblos de tierras bajas.

Por todas esas razones que potencian los lazos históricos, corresponde agradecer y valorar la voluntad del presidente Kuczynski, quien como ningún otro mandatario peruano, hizo un compromiso inédito, afirmando que "se ha trabajado en la idea de un puerto de Bolivia en el océano Pacífico... En eso me comprometo", señaló categóricamente Kuczynski.

Si bien el común ancestro, la tierra y la cultura tienden poderosos lazos, es el futuro, el desarrollo de las riquezas comunes y el anhelo de los ciudadanos de los dos países de alcanzar el progreso y el bien común, el que debe servir de norte para esta nueva era en las relaciones de Bolivia y Perú.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487