JORNADA
Viernes 20, octubre 2017
Loading
Notario de Fe Pública: ¿Transcriptor o fedatario?

Imprimir Enviar
Patricia T. Ampuero Carrillo
miércoles 4, octubre 2017

Los ciudadanos de a pie, desconocemos cuál es la función del Notario de Fe Pública, erróneamente pensamos que su función es realizar inscripciones de nacimiento, matrimonios y defunciones, confundiendo ya que el funcionario llamado por Ley para las inscripciones de estado civil es el Oficial de Registro Civil.

Varias personas desconocen la función notarial, porque se cree que el notario es un transcriptor de los documentos que realizan los abogados, por tanto cuando se busca protocolizar documentos; no importa dónde ni con quién se trata, no nos interiorizamos si es un profesional abogado y notario designado, muchas veces tratamos con tramitadores que fungen como notarios, son ellos quienes elaboran los documentos notariales y entregan Testimonios, que los interesados inscriben en los registros respectivos, sin embargo pasado un tiempo cuando se apersonan ante la supuesta Notaría donde se hubiera realizado la protocolización, se encuentran con la sorpresa de que no existe el documento en los archivos Notariales, viéndose la ciudadanía en completa inseguridad e incertidumbre ya que para hacer prevalecer sus derechos tendrá que iniciar procesos judiciales.

Nosotros los ciudadanos contribuimos de gran manera a que cada día ingresen demandas por Nulidad de Escrituras de compra - venta, denuncias por Falsedad Material, Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado, por acudir a tramitadores de los cuales su fin es tener ganancias a costa de futuros conflictos judiciales de terceras personas, pero así también los abogados, que asumen esta función sin conciencia social y jurídica, contribuyen al abrir sucursales, dar números y formularios notariales a los tramitadores, sin reflexionar en el mal que se ocasionan ellos mismos y a la sociedad.

El Notario de Fe Pública, es un profesional con capacidad y conocimiento jurídico, actúa comprobando hechos sobre los cuales pueden ser fundados o declarados derechos y legitimadas situaciones personales o patrimoniales con trascendencia jurídica, cuya eficacia depende de la capacidad e idoneidad del Notario.

Es, por esta razón que la seguridad jurídica se emparenta con la función notarial, puesto que al orden público sirve de inmediato, sin perjuicio de contribuir poderosamente a la realización de la justicia. Estructurar correctamente la voluntad de las partes insertando los intereses particulares en el marco de la Ley, a través de la cual recibe la población seguridad y tutela jurídica.

Concluimos que la función del Notario, no es de transcriptor como algunos abogados comentan, sin conocimiento de la responsabilidad y capacidad que debe contar un Notario de Fe Pública, a todo acto jurídico se aplican los principios notariales, entre los más importantes es la legitimidad, legalidad, asesoramiento, secreto profesional, unidad de acto ya autorización, otorgando la Fe Pública a nuestros actos y hechos jurídicos, sobre su propia responsabilidad.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487