JORNADA
Lunes 23, octubre 2017
Loading
La seguridad alimentaria

Imprimir Enviar
Víctor Hugo García Rubín de Celis
miércoles 11, octubre 2017

La seguridad alimentaria hace referencia a la disponibilidad de alimentos, el acceso de las personas a ellos y el aprovechamientos biológico de los mismos, es parte de la Seguridad Integral del Estado, considerando este último concepto como el grado relativo de garantía que, a través de acciones políticas, económicas, psicosociales y militares, un Estado puede proporcionar a la Nación, para la consecución y salvaguarda de los Objetivos Nacionales, a pesar de los antagonismos, internos o externos, existentes o previsibles.

La Constitución Política del Estado, en su Capítulo Séptimo, Sección Primera, biodiversidad, establece el Marco Legal para la producción de alimentos, y la Agenda Patriótica 2025, en su numeral 8 indica: "Soberanía alimentaria a través de la construcción del saber alimentarse para vivir bien"

La soberanía alimentaria, está conceptualizada como la facultad de cada pueblo para definir sus propias políticas agrarias y alimentarias de acuerdo a los objetivos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria.

Se pretende que las más de 11 millones de personas que habitamos en Bolivia, nos podamos alimentar de manera digna. Hoy en día la mayoría de los bolivianos se alimenta en forma deficiente, con los efectos manifestados en las enfermedades que incluyen la obesidad y la mal nutrición. En tal sentido, es necesario que el Estado elabore y ponga en práctica políticas y estrategias alimentarias que impidan la mal nutrición. Para lograr esto, es necesario el rescate de alimentos de alto valor nutritivo, tratando el problema de la producción agrícola transgénica. Es conocido por todos, que ésta responde a la producción transnacional de alimentos, en la que el objetivo es la ganancia a partir del abastecimiento masivo y controlado de miles de millones de habitantes, con grandes ganancias para los monopolios de semillas transgénicas, dichas empresas que modifican las semillas permanentemente y que generan una dependencia, implican también a los pesticidas que agotan irreversiblemente la Tierra.

Se han establecido en nuestro país, cuatro grandes preocupaciones: Seguridad Jurídica, Uso de la biotecnología, Liberación de exportaciones e Infraestructura caminera. El uso de transgénicos el agro boliviano ha sido uno de los ejes, mientras los empresarios reivindican su uso, los pequeños productores alertan de graves consecuencias para la tierra; con un carácter pragmático, la Cámara Agropecuaria del Oriente, la CAO, ha establecido que: "nuestra producción baja a cuatro ton. por Ha. sin usar transgénicos, los países vecinos tienen diez ton. en promedio por Ha. en EU están en las 17 ton por Ha, la fundación TIERRA, que analiza el impacto de esta tecnología en los suelos y en la economía de los productores, indica que somos un país productor con gran diversidad y la introducción de transgénicos significaría afectar a la población rural, a esto hay que agregar que ingresarían al país las transnacionales con derechos de propiedad intelectual y patentes que obligarían a pagar regalías.

En Bolivia, actualmente se importa el triple de alimentos que hacen diez años, sin que existan estadísticas reales, el aumento en el consumo que está viviendo la población boliviana, no proviene de la producción local sino de la importación de alimentos y del masivo contrabando, la economía agrícola familiar está estancada, particularmente en la producción de alimentos básicos, al respecto surgen las siguientes interrogantes: ¿Se debe priorizar la agricultura familiar? ¿Debe haber diversificación productiva?, ¿Se deben implementar nuevos sistemas de riego?, ¿Es necesario construir nuevos caminos vecinales?, ¿Se debe ampliar la electrificación rural?

Si se mantiene la propuesta de la agenda patriótica 2025, de ampliar la superficie agrícola, en diez millones de Ha, esto significa que vamos a desmontar o desboscar, diez millones de Ha. de bosques que difícilmente se van a reponer.

A todo esto, se debe agregar, que la producción de urea, podría agrandar la frontera agrícola.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487