JORNADA
Lunes 23, octubre 2017
Loading
Las nuevas generaciones en la democracia

Imprimir Enviar
José Manuel Loza Oblitas
jueves 12, octubre 2017

El martes, día en el que se recordaba los 35 años de democracia continua en nuestro país, las calles, avenidas y plazas de las capitales de departamento albergaron a masivas movilizaciones organizadas por los denominados "colectivos ciudadanos" en protesta por la intención de una cuarta reelección de los primeros Mandatarios y en defensa de su voto en el referéndum del 2016 y del sistema, que remontó airoso un 10 de octubre de 1982, cuando el pueblo recobró la vigencia de las libertades después de casi dos décadas de tinieblas dictatoriales.

Por cierto que esa es una demostración de la conciencia que han adquirido las nuevas generaciones, que son las que han votado en el referido plebiscito, oponiéndose a la reforma constitucional del artículo 168 de la Carta Magna, para obligar a quienes pretenden continuar ya no como inquilinos del Palacio de Gobierno sino como dueños de él, para que respeten la Constitución y no puedan postular en una nueva oportunidad, en forma ilegal.

Esas mismas generaciones fueron las que se movilizaron en nuestra Nación, trascendiendo a los dirigentes de los partidos tradicionales y a los mismos, a fin de lograr el afianzamiento de la democracia, de la profundización de las conquistas sociales, incluso de las que se obtuvieron con el actual régimen.

Los medios de comunicación han reflejado por medio de fotografías y videos las masivas movilizaciones, impresionantes por cierto no sólo en su cantidad, sino en ese fervor de defensa del voto ciudadano en el denominado 21F y la continuación de la democracia, con alternabilidad y no con líderes que pretendan eternizarse en el poder.

Por lo expuesto extraña la campaña para minimizar ese movimiento ciudadano por parte de las autoridades del gobierno, las que, seguramente bajo alguna directiva, repiten su recitación de que las movilizaciones solamente lograron el apoyo de 10.000 ciudadanos.

Parece que no tomaron en cuenta los avances de la tecnología en la carretera cibernética, en los medios de comunicación, que mostraron "en vivo y directo", la apreciable cantidad de ese pueblo que volvió a pronunciarse en las calles.

Como anécdota nos hace recuerdo a un ministro de informaciones de un gobierno pasado que, para contabilizar el número de asistentes a una manifestación, lo hizo calculando la cantidad que podía albergar cada metro cuadrado de la avenida Camacho. Quizá les hubiera servido el ejercicio.

O en lo que se refiere a los medios de comunicación como si las mayorías no tuvieran acceso a ellos y vivieran en las tinieblas como en el tiempo del oscurantismo o como cuando, también en un gobierno del pasado, se comprometió a los campesinos el obsequio de una radio, pero solamente con la radioemisora oficial en su dial.

Lo cierto es que nuevas generaciones asumen la defensa de la democracia, que son las que apuestan por su continuación en el futuro El pasado como historia y ejemplo, el presente para la fragua del civismo y las libertades.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487