JORNADA
Viernes 24, noviembre 2017
Loading
Exhaustiva revisión en puertos chilenos

Imprimir Enviar
martes 14, noviembre 2017

Las exportaciones e importaciones de Bolivia sufrirán nuevos perjuicios por acciones nocivas que anuncian en Chile los empleados aduaneros, que comenzarán con la revisión minuciosa de todo vehículo, persona, y carga que ingrese o salga de ese país, medida que derivará posteriormente en un paro nacional. En realidad se trata de una forma de protesta para operar demorando el servicio a modo de cachaza, dejando esperar a los usuarios. Le dieron el nombre de "movilización fiscalizadora", a esta forma de hacer lento el trabajo, por decisión de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach), para presionar a su Gobierno a que responda a la propuesta entregada por los trabajadores tras una movilización anterior.

El periódico El Mercurio informó que la "movilización fiscalizadora" se realiza lunes, miércoles y jueves, y consistirá en una revisión de "todo tipo de vehículos, buses, cargas, tanto en los aeropuertos, puertos y fronteras terrestres", con el objetivo de hacer más lento el trámite. "Luego de eso, el día viernes si es que no tenemos avances significativos en las conversaciones, se convocará a un paro nacional, lo más probable que a partir del lunes 20 de noviembre", advirtió el presidente de la Anfach, Marcelo Reyes.

Recordemos que en mayo pasado se paralizaron los puertos durante diez días, y consecuencia de esa situación, los aduaneros llegaron a un acuerdo con el gobierno que no ha tenido ningún progreso. Resulta que este conflicto perjudica a los importadores de Bolivia, que en este momento se encuentran en proceso de traer al país la mayor parte de la carga de productos para la Navidad. Los exportadores también se perjudican porque tienen plazos para la entregar de sus productos en el exterior, y de incumplirse los contratos, se corre el riesgo de que se reduzcan en el futuro los pedidos de diversos productos nacionales.

El presidente de la Cámara Nacional de Transporte de Bolivia, Gonzalo Baldivieso Pérez, pidió a las autoridades nacionales interceder ante sus pares chilenos para solucionar el problema, y evitar más perjuicios al sector importador y exportador boliviano. Lamentablemente se sigue utilizando principalmente los puestos chilenos. Hasta ahora, han avanzado poco los acuerdos de Bolivia y Perú para utilizar más los puertos peruanos. En el último gabinete binacional se adoptaron algunas decisiones dirigidas a impulsar varios proyectos conjuntos, entre ellos, continuar trabajando en el proyecto de Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI), que uniría el puerto brasileño de Santos, en la costa atlántica de Suramérica, con el puerto de Ilo, en la costa del océano Pacífico, pasando por La Paz. Uno de los temas sobre los que parece que se está tomando conciencia de la magnitud del problema es el comercio exterior y la necesidad de volcar las exportaciones e importaciones nacionales por puertos peruanos. Ya se ha logrado avanzar algo y un importante segmento del comercio se está dirigiendo hacia puertos de Perú.

Evidentemente, aumentó el flujo de carga boliviana por el puerto de Matarani. Este cambio de actitud es importante porque el comercio exterior del país tiene que estar enmarcado dentro de las políticas nacionales, y para nadie es un secreto que las relaciones con Chile, están tensionadas. Además, Perú ofreció a Bolivia una zona franca y la posibilidad de construir un puerto en Ilo, para que nuestro país lo administre por 99 años. El proyecto de construcción de un "mega puerto" en Ilo, implica establecer toda la infraestructura portuaria, vías de acceso, apoyo logístico, urbanización para la población civil con todo lo que ello significa, y varios otros factores inherentes a una nueva ciudad portuaria. Se trata de un ambicioso proyecto pero que avanza muy lentamente.

Ojalá la zona franca de Ilo alcance su pleno desarrollo, ya que puede representar el genuino ejemplo de integración y complementación de dos pueblos, si se lo sabe administrar coherentemente, en beneficio de ambos países. Solamente con las exportaciones e importaciones de Bolivia, esta zona puede adquirir un movimiento económico de gran magnitud, potenciado por la idea del corredor ferroviario, que debería ser ampliado a corredores por carreteras de doble vía. Para ello se requiere hacer operativo al puerto, ya que todos los empresarios, así como las empresas estatales, dados los beneficios evidentes, volcarían su comercio por esa vía.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487