JORNADA
Domingo 10, diciembre 2017
Loading
El Derecho y efectos Notariales

Imprimir Enviar
Dr. Wilber Edson Cabrera Ríos
domingo 3, diciembre 2017

Si antes la consigna como doctrina y esencia filosófica de los principios de la universalidad de los derechos, a través del derecho comparado o de la significación importante de la Revolución Francesa y a posteriori de la Revolución de Octubre Rusa, se imponía a través del litigio, al presente lo aprendido en las universidades va quedando retrasado por la presencia cada vez más imponente e impactante de la tecnología, que parece ser mejor predispuesta para los jóvenes que para quienes con libro, lápiz o pluma fuente, en mano, tenían que escribir lo que dictaban los catedráticos o estaba escrito en los libros custodiados en las bibliotecas.

En Bolivia, donde el mundillo del problema parece obnubilar la mente de quienes creen que todo debe ser motivo de litigio, se va entendiendo que con las novedosas determinaciones insertas en la Ley del Notariado siempre es posible convivir civilizadamente, aplicando la conciliación antes que el enfrentamiento. Se ha logrado aminorar la carga procesal en los tribunales, normando que los Notarios de Fe Publica atiendan casos de divorcio en que las partes se avienen a conciliar, por no tener bienes a dividir o hijos a manutener.

Por otra parte reconocimientos de firmas y rubricas, apertura de testamentos públicos y cerrados en presencia de los interesados supérstites, han acortado tiempo y economía, con la atención oportuna por parte de Notarios de Fe Pública.

De esta manera, muchísimas causas que iban directo a los tribunales e ingresaban en la vorágine de la retardación de justicia por cinco o más años, desde hace dos años, aproximadamente, se tornan mejor y oportunamente atendidas, con lo cual los interesados salen favorecidos.

Quizás se pueda normar que otras peticiones de acuerdo al Art. 24 de la Constitución Política del Estado, lo puedan despachar los Notarios, siempre que estas no estén en litigio.

De esta manera muchísimas personas que se acogen al derecho de petición, saldrían beneficiadas al no tener que acudir primero a presentar la demanda, luego esperar sorteo de la causa, apersonarse a los juzgados, reiterar el pedido, esperar la buenísima voluntad de algunos jueces que manifiestan deben atender demasiada carga procesal y los retienen en el limbo de la espera a los interesados que llegan a la desesperación.

Considero que solicitudes de permiso para autorización de viaje para menores de edad en compañía de sus padres o apoderados, deberían estar en jurisdicción de los Notarios de Fe Pública, quienes tendrían que estar reatados a responsabilidades inobjetables si por algún motivo no constataren la presencia de los menores y padres, firma, impresión digital de por medio, en resguardo de niños, niñas, adolescentes.

En fin muchísimas acciones y actuados de mero trámite podrían ser atendidos por la instancia Notarial.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487