JORNADA
Domingo 22, abril 2018
Loading
Investigarán sobornos

Imprimir Enviar
Guido Pizarroso Durán
jueves 5, abril 2018

La Asamblea Legislativa conformó, una Comisión Mixta de Investigación sobre los vínculos de autoridades bolivianas con la empresa brasileña Odebrecht y Camargo-Correa. En un plazo de 180 días debe emitir un informe. Se trata de una comisión integrada únicamente por legisladores del MAS. La oposición decidió conformar otra comisión paralela que investigará el caso Lava Jato. Se trata de una cuestión de alta responsabilidad ya que está en juego la imagen de Bolivia. Recordemos que en varios países estas empresas lograron adjudicarse obras gracias a sobornos.

Felizmente, en todos los lugares a donde llegó la investigación se está desvelando las irregularidades debido a que existe disposición de los principales implicados en revelar los hechos, a cambio de tolerancia en Brasil sobre los delitos que perpetraron. Consecuencia de las investigaciones cayeron varios políticos de Brasil, Perú Ecuador y otros donde todavía están en proceso las pesquisas.

La historia de Lava-Jato, (lavadero) se inicia con las investigaciones de corrupción a la empresa PETROBRAS, en la que destapó uno de los escándalos más grandes de la historia de Brasil, que a su vez involucró en la investigación a varios países. La Operación Lava Jato develó un sistema de fuga de por lo menos unos dos mil millones de dólares, hecho que llevó a la cárcel a decenas de empresarios y políticos, entre ellos el expresidente ejecutivo de la constructora Marcelo Odebrecht, una de las más grandes empresas constructoras del mundo, Odebrecht, preso desde junio de 2015, está condenado a más de 19 años de cárcel por corrupción, lavado de dinero y pertenencia a una organización criminal.

La Fiscalía brasileña instó a Odebrecht, confesar a quienes había sobornado para conseguir contratos, a cambio de rebajar la condena. Aceptó confesar a cambio de una rebaja de diez años en la condena. Con él, otros 77 altos ejecutivos de la empresa se prestaron también a dar nombres, fechas y cuantías a la policía a cambio de años de libertad.

Además de pedir perdón públicamente, la empresa, asimismo, tuvo que pagar la mayor multa impuesta a una compañía acusada de corrupción, de Tres mil 500 millones de dólares, repartidos entre los Gobiernos de Brasil y Estados Unidos, a cambio, de que se le permita concursar a obras públicas.

Por ello resultaba imprescindible, si se desea dar credibilidad, transparencia y una real voluntad política para llegar a la verdad, que la investigación cuente con participación en igualdad de condiciones que el oficialismo. Lamentablemente no es así. Recordemos que son más las empresas brasileñas que se adjudicaron obras en Bolivia, entre ellas, Camargo Correa, Queiroz Galvao, Odebrecht y OAS, esta última empresa a la que se le dieron adelantos para construir una carretera por el TIPNIS, que finalmente, gracias a la resistencia de los originarios, y la solidaridad ciudadana en todo el país, se logró frenar momentáneamente la construcción.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487