JORNADA
Martes 24, abril 2018
Loading
Un servicio de transporte confiable

Imprimir Enviar
martes 10, abril 2018

Como lo hizo en otras oportunidades, los choferes volvieron a la carga amenazando con un paro indefinido, oponiéndose a la expansión del servicio municipal de transporte Pumakatari, que incorporará a su flota 72 nuevos buses, respondiendo a la demanda de los pasajeros, cansados de los abusos, incumplimiento y riesgo que representan los vehículos que operan en diferentes líneas de los barrios paceños a cargo de los choferes sindicalizados, que amenazan con medidas de hecho oponiéndose a un servicio seguro y de calidad.

La ciudadanía, tanto desde las juntas vecinales como de otras agrupaciones sociales han respaldado la prestación de transporte municipal, después del trabajo que demostró desde su inauguración, que satisface plenamente, pese a haber renunciado a utilizar las principales vías para no afectar a los choferes.

El municipio paceño ratificó los dos contratos con la empresa Dicsa, por Bs 78.3 millones, para la dotación de 72 nuevos vehículos que formarán parte del sistema La Paz Bus Pumakatari, con el propósito de ampliar la cobertura a nuevas rutas. Según la información de la Alcaldía, del total de nuevos vehículos, 33 serán alimentadores de los actuales Pumakatari en servicio. En forma adicional, se tendrán 39 subalimentadores más pequeños, para que puedan recorrer calles estrechas y empinadas, como es el caso de las laderas.

El secretario ejecutivo de la Federación de Choferes, Rubén Sánchez, informó que su sector se declaró en "estado de emergencia" y que un ampliado evaluará las futuras medidas de presión, amenazando con un paro indefinido.

Según el Gobierno Municipal, la decisión de establecer el sistema edil de transporte público obedece a una necesidad creada por los propios choferes sindicalizados, por los abusos a los usuarios, malos tratos, falta de pulcritud, constantes paros, incumplimiento de rutas, y una serie de transgresiones que colmaron la paciencia de la comunidad, que exigió soluciones estructurales, definitivas y efectivas, entre las que figuraba la construcción del tren metropolitano, los teleféricos y el servicio municipal de transporte público.

Los choferes condicionaron, para ofrecer un mejor servicio, un aumento de las tarifas. Se les dio el gusto a condición de que cumplan con el servicio en toda la ruta que tienen asignada, que modernicen sus vehículos, que no aumenten asientos incomodando a los pasajeros y que respeten normas elementales de urbanidad y de las normas tránsito. Nada de ello cumplieron y tampoco les hicieron cumplir, recordemos que el Alcalde les autorizó subir el pasaje, dos veces, con el condicionamiento de mejorar los automóviles del servicio público. El control edil duró muy poco.

Lamentablemente, algunos choferes siguen en la misma actitud con vehículos mal cuidados, actitudes hostiles, y la interrupción de la ruta que deberían cumplir. Lo único que se ha visto como avance es la incorporación de minibuses chinos, pero que también fueron alterados para aumentar su capacidad.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487