JORNADA
Martes 22, mayo 2018
Loading
Incahuasi enfrentando a hermanos bolivianos

Imprimir Enviar
Guido Pizarroso Durán
lunes 7, mayo 2018

Acostumbrados a vivir de las rentas, ahora nos peleamos entre hermanos por ser los propietarios de las riquezas nacionales y así exigir el pago de regalías y otros ingresos.

En los últimos días, la noticia fue el enfrentamiento entre cruceños y chuquisaqueños por las reservas petroleras de Incahuasi.

A fines del año pasado, el Tribunal Constitucional del país emitió un fallo por el que se suspendió el pago de regalías del campo Incahuasi, dejando los recursos en custodia mientras un nuevo estudio técnico delimite la frontera entre los dos departamentos.

En días pasados, ejecutivos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos informaba que la empresa Sproule International hará un nuevo estudio técnico de Incahuasi, el mismo que sería entregado en unas cuatro semanas.

No olvidemos que, a mediados del 2016, la empresa GLJ Petroleum concluyó que la riqueza contenida en Incahuasi forma parte del territorio de Santa Cruz, por lo que Chuquisaca rechazo el estudio.

Si bien el conflicto Santa Cruz-Chuquisaca tiene larga data y se ahondó cuando el pasado lunes, 30 de abril, el presidente Evo Morales promulgó la Ley 051 de Delimitación de Límites entre ambos departamentos, en los últimos 30 vértices que quedaban pendientes de solución entre los municipios de Villa Serrano de Chuquisaca y Pucará de Santa Cruz.

Esta norma fue cuestionada por los asambleístas nacionales de la capital del país, debido a que no se llegó a acuerdo alguno entre los municipios colindantes.

Los departamentos enfrentados en este conflicto argumentan que el campo gasífero de Incahuasi son parte de su territorio. Los chuquisaqueños con fuertes medidas de presión exigen que el gobierno reconozca que las reservas también pertenecen a Chuquisaca, mientras los cruceños señalan que solo es de ellos.

Para evitar males mayores que no solo afectarán a los departamentos involucrados sino a todo el país, el gobierno deberá hacer los mayores esfuerzos para sentar en la mesa del diálogo a los representantes involucrados.

Según datos del Viceministerio de Turismo, en los cuatro días de paro que lleva adelante Chuquisaca, este departamento perdió aproximadamente 200 mil dólares.

El primer intento de iniciar el diálogo no dio el resultado esperado, pues la Chuquisaca no se hizo presente y exige que sean las autoridades nacionales que las vayan a Sucre. Mientras Santa Cruz amenaza con tomar medidas de presión en el curso de esta semana; pues será el municipio de Lagunillas el primero en iniciar un paro de 24 horas, que puede convertirse en una medida con plazo indefinido.

Desde este medio de comunicación exhortamos a las partes en conflicto no exacerbar los ánimos de sus habitantes y en aras de la armonía nacional coadyuven los esfuerzos del gobierno para llegar a acuerdos que sean beneficiosos para todos, especialmente paras el país en general.

En este momento no es recomendable politizar el conflicto. Tanto las autoridades gubernamentales como representantes de los partidos políticos de la oposición deben evitar enardecer a los departamentos enfrentados. Por el contrario, deben sumar sus esfuerzos y sus habilidades para que se llegue a una concertación que permita llegar a acuerdos consensuados.

Y, este problema debe ser la alarma que los parlamentarios busquen solución a los muchos problemas de límites que existen entre varios departamentos. No debemos esperar a que se lleguen a enfrentamientos entre hermanos para recién ver la forma de resolver los problemas que están latentes desde muchos años atrás.

Se estima que en el país existen por lo menos un centenar de conflictos fronterizos en todo el país. Los casos de municipios en litio fronterizo son casi medio centenar, que afectan prácticamente a todos los departamentos del país.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487