JORNADA
Miércoles 30, julio 2014
Loading
Explosiva situación social pone en jaque al Gobierno
Los médicos retoman las medidas de presión con mayor radicalidad y continuarán su lucha hasta conseguir abrogar el Decreto 1126. El Gobierno anunció despidos.

Imprimir Enviar
La Paz, (JORNADA/NAN)
martes 10, abril 2012
JornadaNet
APG
Las movilizaciones anunciadas para esta semana por la Central Obrera Boliviana (COB), que pide un aumento salarial; del sector de Salud, que rechazan la reposición de las 8 horas laborales, además del anuncio de los dirigentes cívicos de Tarija en contra del resultado del estudio realizado por la Gaffney, sobre la interconexión de los campos Huacaya y Margarita, pone en jaque al Gobierno de Evo Morales.

El Presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, aseveró ayer lunes que las amenazas de los Ministros de Evo Morales no intimidarán al sector salud y señaló que esas declaraciones le hacen recuerdo a la persecución de los gobiernos fascistas y de la derecha.

Ratificó que este martes retoman las medidas de presión con mayor radicalidad y continuarán con la lucha hasta conseguir la abrogación del Decreto Supremo 1126, que incrementa a ocho horas la jornada laboral en el sector salud público, o hasta ser incluidos sin discriminación en la Ley General del Trabajo.

"La pasada semana firmamos un acuerdo para ingresar a un cuarto intermedio donde el Gobierno se comprometió a suspender las medias emergentes a la Resolución Ministerial 250 pero incumplieron su palabra", acotó Barrios a tiempo de justificar el reinicio del paro general indefinido.

Los galenos exigen dialogar sólo con el Presidente Evo Morales porque consideran que es el único que puede solucionar el problema del sector salud ya que sus colaboradores "sólo sirven para engañar" y no así a dialogar de buena fe y llegar a un buen acuerdo.

Piden que el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, medie en el conflicto para buscar un diálogo con el primer mandatario del Estado y exhortaron a las organizaciones sociales acudir a los centros de salud y convencerse de la falta de insumos, infraestructura y recursos humanos en los diferentes centros médicos.

Mientras el Presidente de la Federación del Sindicato Médico de la Caja Petrolera de Salud, Edgar Villegas, anunció que asistirán al diálogo que convoque el Gobierno para solucionar las demandas de ese sector pero recordó que una verdadera solución pasa por la voluntad del Gobierno.

Anuncian despidos

El Ministro de Trabajo, Daniel Santalla, calificó ayer de "actitud criminal" el reinicio del paro indefinido por los médicos y trabajadores de salud del sector público que exigen la abrogación del DS 1126 que incrementa a ocho horas la jornada laboral, y anunció la declaratoria de ilegalidad de la medida de presión.

"En el caso de los médicos y los trabajadores del sector salud, este paro lo consideraría una actitud criminal porque va en contra de los enfermos, pacientes que necesitan una atención médica", manifestó el Ministro Santalla, en conferencia de prensa realizada en Palacio de Gobierno.

Santalla lamentó que los médicos hayan olvidado el juramento de Hipócrates, que señala un servicio humano de solidaridad, de atención oportuna a la gente. "Los trabajadores y médicos tienen que compadecerse, hay enfermos renales que necesitan una permanente atención de diálisis, hay enfermos que están en fase terminal, estos necesitan que les calmen el dolor", reclamó.

En ese sentido, dijo que los galenos no pueden mantenerse en una huelga general indefinida después de que el Ministro de Salud llegó a un acuerdo de revisar el reglamento del DS 1126 en mesas de trabajo.

Recordó que la huelga ya fue declarada ilegal porque la Ley 118 no permite realizar huelgas en el sector público entre ellos está de los médicos. "Como Ministerio de Trabajo declararemos ilegal la huelga, en caso de que el personal no asista por más de 6 días tendría que ser despedido pero eso corresponderá al Ministerio de Salud", enfatizó.

Denuncian ante la Fiscalía a dirigentes médicos por "sedición"

Por su parte, el Diputado Galo Bonifaz (MAS) anunció que denunciará a los dirigentes del Colegio Médico de Bolivia (CMB) por "sedición" ante el Ministerio Público, por acudir al paro de actividades a partir de este martes, afectando de esa manera a la población boliviana.

"Oficialmente estamos presentando a la Fiscalía General del Estado para que inicie un proceso penal en contra de los dirigentes que están causando llanto y dolor a la población boliviana. (La denuncia) es por atentado contra la salud de los bolivianos, también está en contra de la Constitución Política del Estado eso es sedición y la sedición tiene su castigo", informó Bonifaz.

La denuncia va dirigida especialmente al Presidente del CMB, Alfonso Barrios y al Vicepresidente del ente colegiado, Bernardino Fuentes. "A partir de cualquier deceso de cualquier ciudadano boliviano o boliviana es entera responsabilidad de aquellos malos dirigentes que no quieren dialogar", anunció Bonifaz.

No obstante, la respuesta de los médicos no se dejó esperar, pues para el Presidente del CMB estas actitudes de procesar a quienes protestan se asemejan a los "gobiernos dictatoriales, a los gobiernos fascistas que perseguían a los dirigentes que peleaban por una causa justa".

Para el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, las protestas son una forma de reivindicación de los derechos de los trabajadores, además hizo recuerdo a las marchas que realizaba el presidente Evo Morales, cuando fungía como dirigente cocalero, para hacer prevalecer lo que consideraba justo para su sector.

Bolivia
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487