Abscesos en anginas pueden dañar otros órganos de no atenderse adecuadamente

El control adecuado de enfermedades de las anginas y faringe es indispensable para prevenir la formación de abscesos periamigdalinos que, de no atenderse de forma oportuna, pueden afectar el corazón, riñones y cerebro, advirtió un especialista.

“Se trata de una colección de pus que se forma detrás de la amígdala, en donde hay un crecimiento residual de bacterias, son más frecuentes en adultos jóvenes y también en la adolescencia”, refirió en un comunicado Roberto Fierro Rizo, otorrinolaringólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

También conocidos como flegmones o celulitis amigdalina, los abscesos periamigdalinos constituyen una emergencia médica debido a que pueden extenderse a zonas como garganta, faringe, vena yugular e incluso cerebro.

Incluso, dijo, se pueden traspasar a otros órganos como corazón y riñón.

Otro riesgo de no recibir atención oportuna es que si el absceso llegará a “reventar”, la infección se propaga a la cavidad bucal e incluso el paciente puede broncoaspirar y con ello transferirse las bacterias a los pulmones.

Se trata de una complicación de la llamada amigdalitis, que se caracteriza por una hinchazón de la amígdala y otros síntomas como fiebre, escalofríos, babeo, debilidad, dificultad para abrir la boca y tragar y dolor intenso.

Normalmente la afección es de un solo lado o amígdala.

El diagnóstico se realiza mediante exploración clínica dijo, y en ocasiones es necesario llevar a cabo una tomografía o ecografía.

El tratamiento consiste en el suministro de antibióticos, analgésicos y desinflamatorios por vía intravenosa, drenaje de pus del absceso y en ocasiones -según su tamaño y localización-, se hace necesaria la amigdalectomía, es decir, la extirpación.

De hecho advirtió que los abscesos periamigdalinos suelen tener reincidencia, las recidivas, afirmó, pueden evitarse con la extirpación quirúrgica de las amígdalas.

En caso de presentar nuevamente infecciones de garganta, el paciente con antecedente de absceso periamigdalino, debe acudir de inmediato a revisión médica, finalizó.