Actitud bipolar de Almagro en la OEA

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, manifestó preocupación respecto a la sentencia Nº 84 dictada por exmiembros del Tribunal Constitucional Plurinacional, que determina que los derechos humanos del Presidente del Vicepresidente y de otros ciudadanos, en cargos públicos, hubieran sido vulnerados, resolviendo que tienen derecho a postular en forma indefinida.

Almagro hacía conocer Informe de la Comisión de Venecia señalando que la “reelección no es un derecho humano y que confirma el criterio planteado por las misiones de Observación Electoral de la OEA”. El secretario general de la OEA, en forma textual manifestó.

“El 28 de octubre de 2017 solicité a la Comisión Europea para la Democracia, a través del Derecho conocida como la Comisión de Venecia, un estudio sobre la reelección. Recientemente, la Comisión emitió su informe final, que es inequívoco: La reelección no es un derecho humano e impedir la reelección no limita los derechos de los candidatos o de los votantes. Por ello, enviaré este documento para conocimiento y análisis de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Interamericana y el Comité Jurídico Interamericano.

Iniciamos este proceso por la mala y reiterada práctica regional de modificar la Constitución durante un mandato para buscar la reelección o la posible perpetuación en el poder, en algunos casos peores aún, sin cambio constitucional hacerlo mediante sentencias judiciales.

En respuesta a nuestra solicitud, la Comisión aprobó un informe redactado por un grupo diverso de reconocidos expertos independientes en materia constitucional y electoral de Corea del Sur, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia y México.

El informe contiene un análisis jurídico exhaustivo y llega a la conclusión de que el derecho a la reelección no es un derecho humano en sí, sino que deriva del derecho a la participación política y no se vulnera con la imposición de límites de mandatos.

Estos límites buscan evitar la perpetuación en el poder y que la democracia se convierta en una dictadura de facto.

Esta restricción proviene de una decisión soberana del pueblo plasmada en la parte orgánica de su Constitución y no en el capítulo de los derechos fundamentales.

En consecuencia, nadie puede argumentar tener derecho a postularse a una reelección después de un mandato si la Constitución establece lo contrario.

Para la Comisión de Venecia, la decisión de alterar o remover los límites a los mandatos presidenciales debe estar sujeta al escrutinio público, dado que tiene un impacto significativo en el sistema político, en la estabilidad del país y en la confianza sobre el sistema electoral.

Y, en todo caso, para modificarse, requiere una reforma constitucional. Por último, pero no menos importante: la Comisión concluyó que eliminar los límites a la reelección presidencial es un paso atrás en la consolidación democrática.

El reporte de la Comisión no es una opinión política. Es un documento con plena validez jurídica. Por ello, he solicitado que este documento sea distribuido a los Estados Miembros, con la esperanza que se convierta en información esencial en la larga discusión sobre la reelección en las Américas”.

Paso el tiempo, el Secretario de la OEA al parecer cambio de opinión, pues la denuncia de dirigentes políticos de Bolivia parece encarpetada, ¿será porque el presidente Evo Morales conversó con él durante la última asamblea de ese organismo? Almagro dijo que era un Presidente que en conjunción con organizaciones sociales está gobernando”.

Algo raro ocurrió en la OEA, es mejor que los bolivianos no esperen mucho de esa clase de comportamiento bipolar.