Al menos tres desaparecidos en deslizamiento de tierras en La Paz

APG

Los equipos de emergencias tienen constancia de al menos tres desaparecidos en un deslizamiento del terreno que derrumbó decenas de viviendas en La Paz, mientras que los casos de otras dos personas están en proceso de confirmación, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El comandante de la Policía, general Yuri Calderón, informó en el lugar donde el martes se produjo el derrumbe que oficialmente son tres los desaparecidos y los otros dos están «por confirmar».

Calderón subrayó que no hay constancia de fallecidos en el lugar, donde el terreno se sigue deslizando, por lo que buena parte del área afectada es inaccesible por el riesgo que representa.

El acceso es posible en la parte alta del terreno, más segura, por lo que la Policía mantiene un anillo de seguridad con un ingreso controlado a esa zona para que los vecinos recojan pertenencias en sus hogares, relató el jefe policial.

Sin embargo, el resto sigue inestable con riesgo incluso para los equipos de emergencias, hasta el punto de que anoche se derrumbaron dos construcciones más, advirtió.

«El suelo está completamente desestabilizado», por lo que en esa zona no se permitirá el ingreso hasta que lo aseguren los técnicos, comentó.

Calderón destacó que están desplegados alrededor de mil policías en distintas tareas de asistencia en el lugar.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, también acudió a la zona, donde declaró que la prioridad es la búsqueda de los desaparecidos y la asistencia a los damnificados con «alimentos, cobijo y seguridad».

Zavaleta alertó de que el deslizamiento arrastró «una gran cantidad de tierra», por lo que «no va a ser fácil la búsqueda».

Defensa Civil, dependiente de este ministerio, instaló carpas para familias damnificadas y de forma coordinada con otras instituciones como la Alcaldía de La Paz inició la recogida de donaciones de comida, colchones y frazadas, y útiles de aseo.

Según datos de la Alcaldía paceña, unas 380 personas están damnificadas, al quedar derruidas más de 60 viviendas y ser desalojadas un número indeterminado.

Las lluvias de los últimos días derivaron en grietas en el terreno que motivaron los primeros desalojos el pasado fin de semana, pero el martes cedió el terreno en la zona de San Jorge Kantutani.