Apretada victoria para la Banda Roja

APG

El plantel de Nacional Potosí se rencontró con la victoria, ayer venció a Wilstermann por la mínima diferencia (1-0) por el partido válido de la décima tercera fecha del Campeonato Apertura de la División Profesional. La banda roja sumó otras tres unidades en el cierre de la primera rueda del torneo.

El cotejo se jugó en el estadio Víctor Agustín Ugarte, de Potosí donde el aficionado local brillo por su ausencia, una vez más se pudo advertir el poco respaldo de los potosinos para con sus representantes, para fortuna de los jugadores la banda roja no tiene muchos problemas financieros, pues la dirigencia está cumpliendo con el pago de sus sueldos pese a que en más de una ocasión las recaudaciones apenas alcanzaron para pagar a los árbitros.

Las pocas recaudaciones que se registran en ese escenario deportivo afectan más a Real Potosí, cuyos jugadores aguardan que los directivos cumplan con los pagos, además de convocar al aficionado para que llenen el estadio, algo que no sucede hace mucho tiempo.

En el partido, el elenco que dirige el técnico Alberto Illanes, tuvo una dura pelea con los rojos, Illanes puso a los hombres precisos, pero el rojo también tenía ambiciones por lo que el juego se les complicó, no encontraron la ruta del gol, además la pelea fue mano a mano hasta que finalmente el árbitro Gaad Flores dijo que se acabó el tiempo.

Los rojos cochabambinos llegaron a Potosí con un sólo propósito, los jugares intentaron romper el cero, pero también les frenaron en el camino, no lograron su propósito pese a la insistencia, finalmente ambos retornaron a camarines para escuchar las instrucciones de sus entrenadores (Guillermo Álvaro Peña de Wilstermann).

En el retorno al campo de juego y en rápido ataque la banda roja logró la única conquista del compromiso, Ronald Gallegos convierte un gol de buena factura, recibe un pase y baja la pelota para enviar al fondo del arco, el zapatazo no permitió la reacción del golero Arnaldo Giménez, quien nada puede hacer ante la conquista que llegó a los 47 minutos.

La única conquista del compromiso fue celebrada con todo, pues el equipo potosino necesitaba sumar los puntos, esas unidades no fueron nada fáciles, pero cada uno de los jugadores doblegaron sus esfuerzos hasta que finalmente consiguieron su objetivo.

Wilstermann dio pelea hasta el último segundo del compromiso, pero no pudo aprovechar las pocas posibilidades de gol que se le presentó y se fue con la pena de haber caído en un reducto que quería sumar o sumar.