Arce: AFP son “ineficientes” y fueron favorecidas por gobiernos neoliberales

ABI

El exministro de Economía, Luis Arce, afirmó ayer que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que operan en Bolivia son “ineficientes” y que las mismas fueron favorecidas por los gobiernos neoliberales para lograr utilidades a costa del Estado.

Desde 1997 el sistema de pensiones es administrado por Futuro de Bolivia y BBVA Previsión, esta última inició un arbitraje contra Bolivia en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) por el traspaso del manejo de los aportes de jubilación a la estatal Gestora Pública de Seguridad Social.

“Qué nos demuestren que son eficientes”, demandó Arce y consideró que BBVA Previsión, cuya accionista mayoritaria es el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), se queja porque durante los gobiernos neoliberales su trabajo era “fácil”, le prestaba dinero al Estado y obtenía rentabilidad por las altas tasas de interés; mientras que el Gobierno del presidente Evo Morales se destaca por el superávit fiscal.

Las AFP que operan en Bolivia tuvieron el año pasado el peor desempeño en la región, ubicándose en último lugar entre los países donde rige el sistema de capitalización individual, según el Viceministerio de Pensiones y Servicios Financieros.

“Que haya rebajado (el rendimiento), eso es una muestra clara de que son unas ineficientes administradoras de fondos de pensiones y que deberían mejorar su rendimiento y que debería mostrarnos realmente esa capacidad por la que han sido contratados con favoritismo, desde mi punto de vista, en los gobiernos neoliberales”, agregó Arce.

BBVA inició el proceso de arbitraje ante el CIADI argumentando, entre otras cosas, la vigencia de un contrato indefinido con el Estado boliviano.

“Que ahora no haya un solo miembro de los gobiernos neoliberales, hoy colectivos ciudadanos, que diga algo sobre este tema, es porque ellos son los culpables de que estemos enfrentando este regalito (arbitraje) de las AFP de los gobiernos neoliberales”, remarcó el exministro de Economía.

Doble aguinaldo

De otra parte, Arce resaltó ayer que el pago del doble aguinaldo en Bolivia garantiza la redistribución de las riquezas y contribuye a dinamizar la economía. Esta es una política estatal que está condicionada al crecimiento económico, lo que no existe en otros países, indicó el exministro.

Arce se refirió a la polémica que causa el otorgamiento de esa bonificación en algunos empresarios bolivianos, quienes creen que este estímulo al trabajador podría afectar negativamente las arcas de sus compañías.

Al respecto, señaló que el modelo económico boliviano prioriza la redistribución de los ingresos entre todos los actores de la economía, por lo que políticas en beneficio de los trabajadores, como el doble aguinaldo, también favorece al empresario, porque dinamiza la demanda interna y fortalece la industria.

El segundo aguinaldo beneficia a los asalariados en una primera etapa; luego empieza el efecto multiplicador: los no asalariados también tienen sus dividendos, los gremiales, las pequeñas y las grandes empresas venden más, y empieza a existir una cadena de beneficios de la que no hablan los economistas neoliberales, precisó.

El Estado otorga esta bonificación, denominada Esfuerzo por Bolivia, desde el 2013, y está sujeta al crecimiento de la economía, ya que se hace efectivo el pago si ese indicador supera el 4,5 por ciento en 12 meses.