Arce ve “discriminación” en declaraciones de padre Fuentes sobre Cardenal Ticona

APG

El ministro de Justicia, Héctor Arce, consideró ayer que las declaraciones del secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), padre José Fuentes, sobre el Cardenal Toribio Ticona denotan “discriminación” y sentimientos negativos y adversos a lo que significa la fe católica.

“Es profundamente lamentable las expresiones del padre José Fuentes, no corresponden a la verdad y denotan algo que dentro de la fe católica no debe existir, denotan discriminación, denotan un sentimiento negativo, un sentimiento adverso a una forma de pensamiento y sentimiento que ha tenido un gran desarrollo no sólo en Bolivia, sino en el mundo entero”, manifestó Arce.

El sábado, el secretario general adjunto de la CEB, padre José Fuentes, dijo que una ideología indigenista del país, con visos de excluyente, intentó “secuestrar” al cardenal Ticona al servicio de solo un partido.

Fuentes también criticó al indigenismo como ideología, que según él, “tiene ciertos visos de excluyente de las persona que no son indígenas”. Instó a los bolivianos a “ir es mas allá del indigenismo, a construir sociedad y grupos donde todos indígenas y no indígenas se puedan sentir hermanos”

“Lamentable las expresiones del padre José Fuentes, no corresponden a la verdad para empezar, y segundo denotan algo que dentro de la fe católica no debe existir, denotan discriminación, denotan un sentimiento negativo, un sentimiento adverso”, enfatizó Arce.

El Ministro de Justicia sostuvo que sería “triste” y “reprochable” pensar que la Iglesia Católica boliviana cuestione, condene o prejuzgue al cardenal Toribio Ticona, el primero de origen indígena en el país y el mundo.

“Nuestra Iglesia Católica en Bolivia no puede, sería realmente triste, sería realmente reprochable, no puede cuestionar, condenar o prejuzgar negativamente a un cardenal de origen indígena”, remarcó en entrevista con medios estatales.

Arce recordó que los indígenas vieron interrumpido su desarrollo normal debido a que fueron colonizados, convertidos en esclavos, pero gracias a buenas misiones católicas, muchos de ellos se volvieron católicos y acogieron la ideología cristiana.

“Es una alegría que los hermanos indígenas compartan la fe que tenemos, nuestro Presidente (Evo Morales) es un católico de base, se reconoce y ha dado muestras que proferir el amor que Dios nos enseña a seguir en el camino de la vida”, agregó.

A su juicio, la Iglesia Católica boliviana debe reflexionar y buscar espacios de reencuentro “para que de una vez por todas nuestra Iglesia aquí en Bolivia, entienda que Bolivia, de la mano de nuestro Presidente Evo, está viviendo una serie de cambios, que son para bien, que nuestra fe católica, que el evangelio, proclaman”.