Avicultores aseguran que viven una situación de catástrofe económica

La Federación Departamental de Avicultores de Cochabamba ratificó ayer que ya viven una situación de catástrofe económica, debido a los costos de producción y el reciente incremento en el precio de la soya.

El presidente de los avicultores, Héctor Cordero, señaló que desde el 2017 esperan que el gobierno cumpla con un convenio para fijar precios a la cadena productiva, que parte del productor granjero, mayoristas, comercializadores, detallistas y transportistas, sin que hasta la fecha hubiera avanzado, reportó Erbol.

Añadió que actualmente el costo de producción por unidad de pollo alcanza a 9.50 bolivianos pero son obligados a entregar a 5 bolivianos el kilo de pollo y tomando en cuenta que un pollo generalmente pesa dos kilos, sus pérdidas alcanzan a 4.50 bolivianos, y con el incremento del precio de la tonelada de soya, el sector productivo prácticamente “está siendo sepultado”, indicó.

Lamentó que el ministro de Desarrollo Rural, Cesar Cocarico haya afirmado que la soya puede ser reemplazado con el maíz, sin tomar en cuenta que el maíz que les vende el gobierno por acuerdo institucional, tiene un costo de 75 bolivianos el quintal y en el mercado común existe a 56.

Anunció que tras el fallido intento de concretar una reunión el viernes en Santa Cruz, junto a los productores de soya, el próximo lunes se reunirá el sector para analizar medidas de presión más contundentes.

No descartó un bloqueo de camino porque aseguran estar pasando “una catástrofe donde el gobierno solo los ve” y permite una competencia desleal frente a las grandes comercializadores de pollo.