Avión Antonov abre ciclo de vuelos para ampliar termoeléctrica boliviana

APG

Un avión Antonov An-225 Mriya, considerada la aeronave más grande del mundo, aterrizó ayer en el centro de Bolivia con la primera de varias cargas destinadas a la ampliación de una planta termoeléctrica en la región de Cochabamba.

La llegada del avión al aeropuerto internacional de Chimoré da inicio a “una serie de 12 vuelos” para el traslado de equipo pesado que se encuentra en el puerto chileno de Iquique, señala una nota institucional del Ministerio de Energías boliviano.

“Los equipos que llegan en esta aeronave son los módulos extra pesados de los calderos HRSG tipo Benson, fabricados para NEM Holanda, que tienen un peso aproximado por módulo de 155 toneladas”, indica el comunicado, aunque no precisa el número concreto de unidades que se transportarán en cada viaje.

La nave, de fabricación ucraniana, pesa 640 toneladas, tiene una longitud de al menos 84 metros y cuenta con seis motores de turbina y doble timón vertical de cola, según la misma fuente.

Este avión suele generar fuertes remolinos en el aire, por lo que no se recomienda que opere en aeropuertos concurridos ni en pistas de aterrizaje menores a los 3,5 kilómetros de longitud.

Los equipos que traslada la aeronave se instalarán en la planta termoeléctrica de Entre Ríos, en la zona del trópico de Cochabamba.

Los trabajos que se desarrollan en esa planta implican labores de ampliación “que incrementará la oferta de energía eficiente en Bolivia”, añade el comunicado.

“A su conclusión, tendrá una potencia instalada aproximada de 480 megavatios mediante la instalación de tres bloques nuevos 2×1”, indicó el Ministerio de Energías.

Actualmente, la empresa estatal boliviana ENDE Andina está implementando la tecnología de “ciclos combinados” en otras tres plantas termoeléctricas, con lo que se buscará generar “más de 1.000 megavatios de potencia para el Sistema Interconectado Nacional en 2019, destaca la nota institucional.

Una vez que la carga completa esté en territorio boliviano, se la transportará al sitio del proyecto en “unidades especiales” de transporte terrestre específicamente diseñadas para cargas “sobredimensionadas”.