Becados apuntan a llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

APG

El presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB), Marco Arze hizo entrega ayer de la beca olímpica a los deportistas Karen Tórrez (natación), Ángela Castro (marcha atlética), Ronal Quispe (marcha atlética) y Rudolf Knijnenburg (tiro deportivo), apuntando a alcanzar las marcas para llegar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

“La idea es esa, que lleguen a los Juegos Olímpicos. Estos recursos económicos que sean empleados en las mejores condiciones, que el sacrificio, la entrega y la responsabilidad hagan que los seis lleguen a Tokio”, declaró Arze en un acto realizado en las oficinas del Comité. Esta beca, proveniente de Solidaridad Olímpica, cubre hasta mayo de 2020.

En la conferencia estuvieron los cuatro deportistas antes mencionados, mientras José Quintanilla (natación) y Ever Gómez (ciclismo) fueron los ausentes, en el caso del pedalista vive en España y el cheque será enviado hasta allá.

“El objetivo es Tokio como lo hicimos para Río 2016, el objetivo es grande y estamos orgullosos de llevar la bandera boliviana a los Juegos Olímpicos”, declaró Tórrez (ganadora de tres medallas de plata en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018).

Quispe (bronce en Cochabamba 2018) y Castro (plata en Cochabamba 2018) destinarán el dinero para sus entrenamientos y en los primeros meses de 2019 asistir a torneos internacionales, como en Challenge de Marcha en México, para buscar las marcas olímpicas.

“Es importante cualquier apoyo -indicó Quispe-, esperemos que los frutos se muestren adelante y que la beca llegue a otros deportistas”, mientras Castro mencionó que:”Con esta ayuda podremos competir en un buen nivel, y como lo venimos haciendo trabajar con compromiso”.

Castro, Quispe, Tórrez, Gómez y Knijnenburg recibirán un apoyo mensual de mil dólares por 25 meses, mientras Quintanilla será beneficiado durante 19 meses a comparación de sus compañeros, porque desde enero de este año hasta noviembre de esta gestión cuenta con una colaboración de 1.200 dólares provenientes de la Federación Internacional de Natación (Fina).

En total se trata de 144 mil dólares. A parte de esta ayuda mensual, los becarios cuentan con cinco mil dólares -cada uno- monto destinado de manera exclusiva para viajar a competencias fuera del país o campamentos. Este rubro alcanza a los 30 mil dólares y la cooperación asciende a los 174 mil dólares en total.

Arze agregó que: “Este es el único mecanismo para cosechar logros en el contexto internacional: tener un colchón financiero para el alto rendimiento, tener una beca, contar con un médico o con un metodólogo, tener pasajes”.