Blooming dio una cátedra de efectividad a la “U”

APG

Blooming goleó a Universitario de Sucre por la cuenta de 7-1 ayer por la noche, en la vigésima segunda fecha del torneo Clausura, y con esa victoria contundente, obtenida en el estadio Ramón Aguilera Costas, se encargó de escalar unos peldaños en procura de caer dentro de la zona de clasificación a un torneo internacional.

Los celestes dieron una lección de contundencia a la visita y con esa practicidad han dejado a los doctos más comprometidos con la zona del descenso directo de categoría, cuando restan cuatro fechas para la finalización del campeonato.

Con una jugada de “laboratorio” iniciada en el costado del campo, Blooming desarmó a la defensa de la “U” con una triangulación de pases y la pelota quedó servida para que Leonardo Vaca ingrese al área y defina con un derechazo cuando el partido llegó al minuto 13 (1-0).

Los problemas de marcación entre los estudiantiles eran alarmantes, porque cuando el local llegaba a la zona defensiva causaba zozobra ante la fragilidad en la respuesta. A los 17 minutos, Erwin Junior Sánchez anotó el segundo con un zurdazo dentro del área entre los centrales.

La defensa del equipo de la Capital presentó muchas fallas para controlar el fútbol aéreo. Por esta vía llegó el tercero, a los 22 minutos, con un cabezazo de Gustavo Britos. Dos minutos después llegó el descuento de la “U” con un remate de cabeza de Jorge Cuéllar (3-1).

Antes de que la primera parte del encuentro finalice, Blooming colocó el 4-1 (42´) con una definición de cabeza de Cristian Arano, libre de marcación, en medio de los zagueros, quienes anduvieron perdidos toda la noche.

Britos amplió su cuota personal y del equipo con el 5-1 (m.60) a través de la recuperación de un balón en la salida del oponente y el delantero sólo tuvo que definir delante del arquero Iván Brun, en otro yerro de los hombres de la “U”.

Luego de anotar ese tanto, Britos fue reemplazado por Fernando Saldías, quien se encargó de colocar los dos últimos goles del compromiso. El 6-1 subió al marcador a los 67 minutos en una acción personal de Saldías delante de Brun, tras una habilitación de José Vargas. Y el 7-1 (m.81) ocurrió en una definición del atacante, de nuevo, en una jugada cara a cara con Brun después de un pase con cabeza de Julio Herrera.

La goleada de los cruceños pudo tener una cifra mayor, debido a que tenía los costados a su disposición y por el centro no encontró ninguna resistencia de la visita. Hasta dos oportunidades claras desperdició Blooming, en una brillante labor de todos sus futbolistas.