Bolívar se impone ante su clásico adversario

APG

Bolívar se impuso ante The Strongest en el clásico nacional, el 1 a 0 fue suficiente para que el celeste se quede con la victoria y la alegría de adueñarse de uno de los partidos más esperados de la fecha ocho. El encuentro se jugó en el estadio Hernando Siles, de La Paz, donde el juego comenzó con un retraso de más de 15 minutos por diferentes circunstancias, pero finalmente colmó las expectativas.

Fue un clásico disputado, en el que el resultado pudo favorecer a cualquiera de los dos, la propuesta futbolística de uno y otro plantel permitió que la hinchada de ambas parcialidades disfruten de casi todo el cotejo, pues cada uno de los jugadores fue aporte para un partido que se jugó a estadio lleno y con el Jesús en la boca.

En los primeros minutos del compromiso, el plantel atigrado mostró un buen funcionamiento del mediocampo que permitió que los jugadores se rearmen y comiencen a atacar ante un plantel que le costaba ordenarse pero que finalmente encontró los caminos hasta que el juego comenzó a disputarse al rojo vivo, con futbolistas que estaban dispuestos a dejar lo mejor de su fútbol ante más de 35 mil personas.

Las acciones del partido también permitieron que los jugadores dupliquen sus esfuerzos, la lucha era de igual a igual, hasta que en el minuto 27 el jugador de Bolívar, Juan Carlos Arce se anima a rematar directo al arco pero el palo le dice no, era la primera llamada de atención para el experimentado golero Daniel Vaca, quien mostró firmeza a la hora de defender su arco.

Mientras que los atigrados se animan a los 30 minutos mediante Raúl Castro, el jugador dispara de 25 metros dejando complicados a los defensores celestes, quienes finalmente se rearman, el arquero Fernando Laforia también estaba atento para cualquier contratiempo y le dice no al jugador del Tigre. Una vez más el equipo de Achumani se anima a atacar, Rudy Cardozo se media distancia inquieta al celeste pero la jugada de gol quedó en intento.

Los atigrados y celestes permitieron que el partido en los primeros 45 minutos sea intenso, ambos tuvieron lo suyo, los arqueros también mostraron su jerarquía, la expectativa era constante, el apoyo del público también se dejó sentir, muchos preferían ver el cotejo parados y atentos para cualquier intento de gol, así se jugó el clásico nacional.

El segundo tiempo el panorama fue el mismo, atigrados y celestes no cedieron terreno, Bolívar se coloca en ventaja en el minuto 51 mediante William Ferreira quien ingresó para la segunda mitad y aportó con el gol que dibujó la sonrisa a los hinchas de la Academia.

El pase para el tanto fue de Juan Carlos Arce (de buena producción), este levanta la cabeza observa a Marcos Riquelme quien deja pasar la pelota para el uruguayo Ferreira quien remata sólo como él sabe dejando sin opción de reacción al golero Vaca, ese fue el único gol del partido que una vez más unió a los aficionados.

Los atigrados terminan el compromiso con un hombre menos tras la expulsión de Edison Carcelén, a los 76 minutos por roja directa.