Bolívar se queda fuera de la Copa Sudamericana

EFE

Bolívar quedó corto en su misión de revertir el 4-0 ante Deportivo Cali (Colombia) y sufrió una derrota por 1-2 ayer por la noche, en el estadio Hernando Siles, donde se despidió de la Copa Sudamericana 2018 consumido por su bajo rendimiento.

El marcador global quedó con un 6-1 a favor de Deportivo Cali, la diferencia alcanzada en la ida les permitió a los colombianos actuar midiendo sus pasos en La Paz y frente a un oponente de producción irregular, sin discurso, fue sencillo enganchar el boleto.

La Academia ingresó al campo de juego con una pesada carga por buscar una goleada y a ese panorama adverso se sumó la expulsión de Pablo Pedraza, a los 30 minutos, por una falta del central contra John Mosquera, quien le ganó en velocidad y estaba corriendo en dirección al pórtico.

Juan Carlos Arce tomó la batuta del equipo, se movió por todo el terreno para elaborar el ataque y esta voluntad fue insuficiente para encarrilar a sus compañeros, porque las imprecisiones y los descuidos en la marcación se encargaron de hacer retroceder el fútbol.

Con velocidad, Miguel Murillo dejó atrás a los centrales para convertir el 1-0 con un disparo diagonal de derecha (m.73). La igualdad parcial fue obra de Callejón (m.80), con una definición desde un costado del área, aprovechando el descuido de los rivales.

Una mano de Jorge Flores dentro del área fue sancionada como penal. Nicolás Benedetti anotó desde los 12 pasos tras mandar la pelota a su derecha a los 87 minutos, sellando la clasificación a la siguiente fase sin apuros.

Arce probó con un disparo de larga distancia a los siete minutos y su remate fue desviado por el arquero Camilo Vargas. Juan Miguel Callejón, por otro lado, le dio trabajo al guardameta con un tiro libre que exigió una excelente respuesta y en cuestión de segundos de nuevo Vargas apareció para contener un zurdazo de Leonel Morales. Estos intentos y uno más de Callejón en el complemento convirtieron en figura el arquero.

Deportivo Cali tuvo abrir antes el marcador en dos ocasiones, sacando una gran ventaja a espaldas de los defensores. En una de esas acciones, Mosquera quedó cara a cara ante Fernando Laforia, el remate fue a chocar en el palo derecho del arco a los 17 minutos. Y a los 21, Delgado encaró al golero celeste y el disparo fue atajado.

El elenco colombiano se conformó con poco, pero fue suficiente y durante el complemento no hizo sentir la diferencia numérica en el campo. Con una actitud más conservadora y cuidando la pelota salió adelante y a la espera del próximo rival en octavos de final que será Vasco da Gama (Brasil) o Liga Deportiva Universitaria (Ecuador).