Bolívar se quedó con las manos vacías

APG

Su falta de efectividad y concentración a la hora de convertir los goles le pasó una elevada factura al plantel de Bolívar ya que se quedó con las manos vacías en el campeonato Apertura, con lo que cerró una campaña “regular” que no le sirvió para clasificar a un campeonato internacional para el 2019. Los celestes se despidieron del torneo local con una derrota en casa ante San José por 0-2, por el cotejo de vuelta para definir al tercero de este certamen.

El temporal acompañó a los celestes, el encuentro se jugó en medio de una lluvia que obligó a los asistentes a refugiarse, además el frío también hizo tiritar a los hinchas quienes no podían creer lo que pasaba con su plantel, elenco que la pasada temporada consiguió el título y que en este torneo no pudo inscribirse a las finales por el título, al contrario jugó por el premio “consuelo” y finalmente se les fue como agua entre las manos.

Los santos tenían un sólo propósito, en los pocos días de entrenamiento los jugadores y el cuerpo técnico fueron cautos, pues prefirieron concentrarse en su trabajo y no pensar en lo que hacía su rival, el resultado fue de los mejores, pues llegaron a La Paz a liquidar el pleito y aprovecharon dos errores defensivos para convertir los tantos necesarios y lograr el premio, la clasificación a la Copa Sudamericana del siguiente año.

Vinícius Eutrópio, director técnico de Bolívar ensayó algunos cambios en el once inicial, pues no contaba con equipo completo por sanción y lesiones, la baja sentida en el plantel fue la de Marcos Riquelme, quien no pudo jugar y dejó un vació en el ataque, pero no fue la única baja, el técnico durante todo el campeonato no pudo contar con toda su plantilla producto de lesiones de cuidado.

Los santos consiguieron dar el primer batacazo en el minuto 35, mediante Rodrigo Ramallo, el jugador enfrenta al arquero de Bolívar, Jacsson Wichnovski ante la confusión de la defensa pues los celestes no daban crédito al juez de línea quien “confunde” a los futbolistas, el autor del gol acompaña a José Tancredi para asegurar el 0-1.

A los 46 minutos, otra jugada rápida del crédito orureño desubica a los defensores celestes, una vez más Tancredi genera una jugada simple habilita a Carlos Saucedo quien con su experiencia envía la pelota al arco de los locales, esta se mete tímidamente al fondo de las redes, era el 0-2 que no estaba en planes de los bolivaristas.

Los celestes estaban desconocidos, los errores que cometieron les dio la fecha de expiración en este campeonato, además de quedar sin premio alguno. Para muchos el anuncio que hizo el presidente de Baisa, Marcelo Claure, en los pasados días, afectó a los futbolistas a quienes se los vio sin ambición, se dieron el gusto de “caminar” en tanto transcurría el juego y sólo esperaban que termine este campeonato para “gozar” de sus vacaciones, pues el plantel es uno de los pocos del torneo que hace muchas temporadas no tienen problemas económicos.