Bolivia afina contramemoria ante demanda chilena por el Silala

El equipo jurídico de Bolivia afina los detalles de la contramemoria que presentará en La Haya ante la demanda chilena por el uso de las aguas del Silala, informó ayer el canciller Fernando Huanacuni.

Tenemos una cita importante el martes para ultimar los detalles de la contramemoria que vamos a presentar el 3 de septiembre ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), anunció Huanacuni.

“Se está trabajando con todo el sustento no solamente jurídico, sino técnico científico”, agregó el jefe de la diplomacia boliviana.

Recientemente, el ministro de Justicia, Héctor Arce, indicó que tal como ocurrió con el tema marítimo, “la verdad de los hechos va a ser totalmente aclarada y se pondrá de manifiesto la naturaleza y pertenencia de estas aguas”.

Arce esclareció que una contrademanda se plantea cuando hay temas distintos a los que se están debatiendo dentro del proceso; es una posición diferente, contradictoria dentro de los mismos temas que se están debatiendo en el proceso.

El presidente Evo Morales indicó el 17 de junio, desde La Haya, que por recomendación del equipo jurídico internacional se descartó presentar una contrademanda.

A diferencia de la demanda de reivindicación marítima boliviana, cuyo fallo se dirime en esa corte, en esta ocasión es Chile quien espera que el tribunal se pronuncie ante la querella interpuesta a La Paz en 2016.

Chile defiende que se trata de un río y no un manantial, como estima el país andino.

La Paz, a su vez, alega que el Silala es una reserva hídrica de aguas subterráneas canalizadas artificialmente hacia territorio chileno tras un acuerdo firmado en 1908, el cual ya expiró.

La cuenca hidrográfica de 70 kilómetros cuadrados está situada en la región andina de Potosí, en el suroeste de Bolivia, a cuatro kilómetros de la frontera con Chile.