Bolivia busca posicionar su cacao por su calidad y producción ecológica

El Gobierno de Bolivia pretende posicionar al cacao del país en el mercado internacional por su calidad y su producción ecológica, artesanal y con métodos ancestrales, para que destaque como uno de los mejores del mundo, informó una fuente oficial.

La Cancillería boliviana presentó ayer en La Paz el “Salón del Chocolate Bolivia-Torneo de Cacaos Especiales 2019”, un concurso del que saldrá el mejor producto del país para representarlo en los Premios Internacionales del Cacao en París el próximo año.

El torneo nacional, en colaboración con la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao de Bolivia (Copracao), seleccionará los representantes bolivianos en París en base a su alta calidad con un toque exótico, según un reporte de la Cancillería.

El lanzamiento del concurso en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia incluyó la degustación de cacaos como el producido por el pueblo indígena leco en árboles silvestres del Amazonas, con prácticas tradicionales de cultivo El viceministro de Comercio Exterior de Bolivia, Benjamín Blanco, explicó que la competencia elegirá seis muestras de cacao boliviano que acudirán a los premios mundiales en la capital francesa.

El certamen internacional está previsto a lo largo del próximo año, con una gala de premios el 30 de octubre.

Bolivia ya obtuvo galardones en ediciones anteriores, al valorarse las características ecológicas singulares de su cacao, además de que su carácter ancestral es reconocido en los mercados, según Blanco.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Cesar Cocarico, explicó que el país dedica algo más de 10.000 hectáreas a este cultivo, con una producción anual de unas 6.000 toneladas.