¿Bolivia cumple con la Madre Tierra?

«Madre Tierra» es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que habitamos. Naciones Unidas emitió un mensaje al celebrarse ayer el Día Internacional de la Madre Tierra, exhortando a todo el planeta a lograr un justo equilibrio con la naturaleza en todas las actividades de la vida, el desarrollo, la ciencia y la tecnología, tomando en cuenta que este planeta es nuestro hogar, y destruirlo significa un suicidio.

La Tierra y sus ecosistemas son nuestro medio para sobrevivir. Para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y el planeta, señala la ONU. Cada 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. En su mensaje de este año pide asumir la responsabilidad colectiva, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992, de fomentar esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra.

Este día nos brinda también la oportunidad de concienciar a todos los habitantes del planeta acerca de los problemas que afectan a la Tierra y a las diferentes formas de vida que en él se desarrollan. El cambio climático es una de las mayores amenazas para el desarrollo sostenible en todo el mundo y es consecuencia de las acciones insostenibles de la humanidad, que tienen implicaciones directas en la vida de las generaciones futuras. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, fomentan la cooperación internacional entre las partes sobre educación, formación, concienciación pública, participación pública y acceso público a la información sobre el cambio climático.

Con motivo del décimo aniversario del Día de la Madre Tierra, ayer se inició el noveno Diálogo sobre armonía con la naturaleza de la Asamblea General, en la Sede de la ONU de Nueva York. El Diálogo Interactivo gira en torno al tema «La Madre tierra en la aplicación de la educación sobre el cambio climático». En este diálogo se discuten las contribuciones de armonía con la naturaleza dirigidas a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos, e inspirar a los ciudadanos y las sociedades a reconsiderar cómo interactúan con el mundo natural en el contexto del desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y la justicia climática, para garantizar que las personas en todo el mundo tengan la información y el conocimiento necesarios para alcanzar el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

El próximo 23 de septiembre de 2019 se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por el Secretario General António Guterres, para hacer frente al cambio climático y acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Bolivia ha suscrito el Acuerdo de París, acordado en diciembre de 2015, junto a 195 países. Se trata de del primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima. Establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2ºC. El Acuerdo de París tiende un puente entre las políticas actuales y la neutralidad climática que debe existir a finales del siglo. Nuestro país ha promovido la aprobación de los Derechos de la Madre Tierra ante la ONU. Pero, internamente, ¿se cumplen estos acuerdos?