Bolivia defiende aprobación de norma internacional de la quinua

Autoridades bolivianas participan hasta el 6 de julio en una reunión en Roma, Italia, donde defenderán la propuesta del Código Alimentario o norma internacional de la quinua, alimento altamente demandado.

La quinua es el único alimento de origen vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, equiparándose su calidad proteica a la de la leche.

Sus granos son altamente nutritivos, superando en valor biológico, calidad nutricional y funcional a los cereales tradicionales, tales como el trigo, el maíz, el arroz y la avena.

Los principales países productores son Bolivia, Perú y Estados Unidos.

Según comunicó el director ejecutivo del Centro Internacional de la Quinua, Edgar Solís, una delegación boliviana participa en este encuentro auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y la Organización Mundial de la Salud, para analizar varios temas en este ámbito.

Solís espera que la norma, cuyo análisis se encuentra en el octavo paso, sea finalmente aprobada y empiece a regir el comercio de la quinua a nivel internacional de manera más justa.

La propuesta del Código, dijo, establece cuatro categorías para este cereal: pequeño, mediano, grande y extragrande.

Definirá también sus variedades teniendo en cuenta otros parámetros técnicos como color, humedad y saponina (grupo de glucósidos oleosos) del grano.

Recientemente Solís comunicó que las exportaciones de quinua boliviana aumentaron el año pasado 8,6 por ciento respecto a 2016, para un total de 31 mil 500 toneladas enviadas al exterior, por un valor de 95 millones de bolivianos (unos 13 millones 755 mil dólares).

Precisó que los principales mercados de la quinua boliviana son Estados Unidos y México, además de países de Asia y Europa.

Sobre la producción nacional explicó que en 2017 se produjeron 70 mil toneladas del denominado grano de oro y para este año se prevé superar esa cifra, debido a que las lluvias acompañaron una buena siembra.